Piedras volando sobre el agua

Piedras volando sobre el Agua


Piedras volando sobre el agua, escrito por el argentino Marcelo Birmajer e ilustrado por Mariano Lucano, en un libro magnífico que está dividido en 2 cuentos. En ellos, el autor logra recrear a la perfección el género fantástico, pero desde un punto de vista distinto: desde la realidad cotidiana.

Sin duda, el lector de Piedras volando sobre el agua se identificará inmediatamente con el ámbito en que transcurren las historias, con cada uno de los personajes y con las situaciones que a éstos les toca en suerte. Pero debemos aclarar que esta cotidianeidad es sólo un recurso que utiliza el autor para luego sorprendernos con la irrupción del elemento fantástico, lo que le da un giro inesperado y sorprendente a cada una de las historias.

En el primero de los cuentos, Piedras volando sobre el agua, que le da título a la obra, Birmajer nos presenta una especie de competencia (ingenua pero creíble) entre varones que consolidará la relación de un adolescente con su abuelo. Por su parte, el segundo cuento, 29 es Nochebuena, es un cuento de brujas que nos narra la historia de un niño que logra descubrir el secreto que tan celosamente ocultaban sus padres desde hacía años, gracias a su ingenio y valentía.

Para aquellos lectores que buscan o quieren ver relaciones entre las obras, se podría afirmar que los cuentos de Piedras volando sobre el agua, de Marcelo Birmajer, nos recuerdan un poco a los legendarios “Cuentos asombrosos” de Steven Spielberg.

Para resumir, las 2 historias que forman parte de Piedras volando sobre el agua no defraudarán en lo más mínimo al lector que busque pasar un buen momento con un libro de lectura ágil y cautivante, aunque algo breve (70 páginas). Libro recomendado para jóvenes a partir de los 12 años de edad.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: