Hay una enorme cantidad de herramientas para trabajar con Photoshop. Es muy importante la diversidad de texturas, pinceles, patrones, tipografías, etc. Este manual pretende enseñar la utilidad de estas herramientas a la hora de desarrollar un trabajo. Lo primero de todo dejar claro que este tutorial requiere de algunos conocimientos previos de Photoshop. El material necesario para llevar a cabo este ejemplo es:

1- Una fotografía de partida, la cual condicionará el resultado final, por lo que se debe meditar bastante la elección.

2- Una textura grunge (por ejemplo).

3- Los pinceles, que se deberán elegir lo más subjetivamente posible.

El proceso será el siguiente:

1- Debemos abrir en Photoshop la fotografía con la que deseemos trabajar y duplicar la capa para prevenir la perdida de la imagen de partida.

2- El siguiente paso será extraer la figura que nos interesa. Para ello utilizamos la herramienta Extraer ("Filtro > Extraer"). Con la herramienta resaltador de bordes, trazamos la silueta de la figura, sin ser demasiado perfeccionista, ya que la irregularidad le dará un matiz interesante. Así como tengamos trazada la silueta, rellenamos el área que deseamos conservar y aceptamos en "OK".

4- De este modo, el fondo quedará eliminado, pero seguirá viéndose al tener la capa duplicada. Para apreciar los resultados, crearemos una capa en blanco sobre la imagen de partida.

5- Ahora es aconsejable y de resultado bonito utilizar la herramienta, "Imagen > Ajustes > Desaturar" para pasar a escala de grises. Una vez tenemos la imagen de Photoshop en este punto vamos a eliminar los los tonos grises y potenciar el contraste para quedarnos casi únicamente con blancos y negros. Para ello podemos jugar con las herramientas de Brillo y Contraste"Imagen > Ajustes > Brillo/Contraste".

6- En el siguiente paso usaremos la textura que hayamos seleccionado y la pasamos al documento de Photoshop con el que estamos trabajando. Situamos la capa de la textura encima de la imagen en blanco y negro que tengamos y cambiamos el modo de fusión de la capa de "Normal" a "Trama".

7.- Ahora, si es de nuestro gusto, es posible añadir algún elemento adicional utilizando alguno de los pinceles que nos propone Photoshop.

Si has seguido estos pasos relativamente al pie de la letra, has podido crear una imagen con una nueva textura y detalles ofrecidos por los pinceles a parir de una de partida menos creativa y original.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: