Llega la noche y con ella la oscuridad inherente a la misma, llegan el sueño y la pesadez, y el cansancio parece encontrar un lugar de remanso y así tomar vitalidad para el siguiente día, pero hoy no será así, una pesadilla cobrará vida durante el silencio de las sombras y al amparo de las tinieblas penetrará la mente del que hace apenas una hora entró al mundo de Morfeo, en donde Nix e Hipnos descuidados no se percatarán de su arribo...Una vez dentro de la mente hará su trabajo, ese que le permite machacar células y generar alaridos silenciosos y temblores llenos de miedo, pánico y horror...La noche de ahora es especial porque tiene como encomienda generar de manera tenaz una angustia tal que enmarque una obra maestra jamás vista en el mundo de lo onírico...Y así comienza su labor hostigando al humano con todos sus pecados, exagerándolos y haciéndole ver las desdichas causadas en todas sus acciones voluntarias y no pensadas, y las caras que se suceden le gritan y recriminan lo hecho y lo dejado de hacer y aparecen desastres y accidentes y hay sudor en la frente y el instinto de supervivencia intenta despertarlo, pero esta vez Tánatos no lo permite y el humano suda y tiembla y el ambiente se enrarece con el humor que despide y se agita y no puede despertar y sigue viendo deidades malignas a su alrededor y escucha sonidos lúgubres acompañados de quejidos y lamentos y se hace insoportable la estridencia que rompe sus tímpanos y entonces acontence que todo se exacerba y aparece la imagen de un niño no conocido hace años atrás que le dice: ¿Papá, porque permitiste que me muriera? Y entonces sin más nada, el corazón deja de latir y todo termina cuando jamás debió haber iniciado...

 

Guillermo Lora Santos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: