En un artículo anterior se reseñó el inicio del precalentamiento electoral en Perú, que incluía balazos sobre una de las estaciones del sistema de transporte denominado El Metropolitano, que por si acaso no es Metro ni es Napolitano.

La obra parece estar avanzada pero no está terminada.

Aceptando que esté próxima su inauguración, como lo dicen ,redicen y repiten a  lo máximo sus patrocinadores. se sugiere un conjunto de medidas al respecto.

1. Que su puesta en marcha sea paulatina.por decir, empezar al vacío, tal como lo han determinado las autoridades.

Como el vacío no puede durar, que continúe su funcionamiento un domingo con público.

Luego continuar con sábado y Domingo, receta que se puede repetir una o dos veces más.

En seguida,luego de dominar el funcionamiento los sábados y domingos, añadir un día normal de continuo tráfico distinto del Lunes, que siempre tiene sus complicaciones y ni el viernes por ser de término de semana y de mucho movimiento.

Todo esto con un pre requisito, que es examinar la influencia que puede tener una lluvia, o llovizna prolongada o una garúa que moja y remoja, en el invierno.

Si se da un cielo caótico interesante con una buena descarga sobre Lima, puede poner a prueba el sistema de drenaje así como la influencia que tendrá sobre la Vía expresa del Paseo de la República,que ya tuvo sus problemas en la lluvia recordada de enero de 1970, luego de un cielo caótico de una semana.

Larga vida para el Metropolitano,y que ni los balazos ni las auditorías que se le vienen ni el agua entorpezca su funcionamiento.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: