Personas entrometidas

Personas entrometidas hay muchas y se pueden encontrar en cualquier parte

En la familia, en el trabajo, en el colegio, la universidad, en el círculo de amigos, este tipo de personas están en todas partes. 

Se creen con todo el derecho del mundo a inmiscuirse en la vida de los demás. Están convencidas de que tienen que hacerle la vida más fácil al otro, y para ello no dudan en averiguar todo lo relacionado con esa persona. No dudan en darle todo tipo de consejos, ni en decirle lo que deben o no deben hacer, sobre todo aquello que ellos consideran que esa persona está haciendo mal. Crítican todo lo que los demás hacen, todas las decisiones que se toman o las relaciones que se tienen son mal vistas las personas entrometidas. Son personas que creen que saben más que el otro y por ese motivo es por el que tienen que decirle al otro como tiene que llevar su vida. Solo tienen una distracción tener la vista puesta en la vida de los demás. 

La doctrina de las personas entrometidas

Hay algo que a estas personas les encanta hacer y es adoctrinar. Dan su opinión a la otra persona, sin que esta se la haya pedido, normalmente la opinión se debe dar cuando alguien la pide, sino es así lo mejor es callarse. Lo mismo sucede con los consejos, ninguna persona va a agradecer a nadie un consejo que no se ha pedido. Los consejos se dan únicamente cuando se piden, y a quien se le piden. Un consejo que no se pide no tiene ningún valor. 

Son personas aleccionadoras, y adctrinadoras lo que a la larga les produce un gran daño ya que terminan quedándose solas. 

Los motivos que tienen las personas entrometidas

No existe una norma general para entender porque una persona se entromete en la vida de otra. 

En algunos casos lo hacen porque creen que han aprendido tanto de la vida, que sienten la necesidad de que los demás aprendan de lo que ellos han vivido. Estaría bien si existiera una regla establecida en la que todos viven las mismas experiencias, pero normalmente no es así. 

Otras veces lo hacen porque tienen sentimiento de culpa por haber fracasado en algunos aspectos de su vida. 

En algunos casos, lo hacen porque son personas solitarias y de esa manera sienten que tienen compañía. 

Y existe un último grupo, que sencillamente no tienen nada mejor que hacer; son las personas que resultan más difíciles de llevar. Están tan aburridos que tienen una enorme necesidad de vivir la vida de los demás, porque en realidad lo que sienten y tienen es miedo a vivir su propia vida. 



 


 

Personas entrometidas

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: