atractivas

Las personas atractivas son más sanas y viven más

Es importante tener en cuenta que la belleza física no es la única arma de conquista. Las cirugías plásticas, la ropa, y los accesorios no siempre hacen a una mujer irresistible. Hay características de la personalidad que también resultan tan cautivadoras como un buen cuerpo, o un rostro armonioso.

El atractivo de una persona, especialmente en la mujer se mide no por una cualidad sino; por la resultante de la reunión de varias cualidades que destacan en la persona, que hacen que resulten atractivas para el resto de los humanos. Como dice arriba al comienzo de este texto, lo físico por muy bello que sea no hace el atractivo en sí mismo. Hay mujeres que físicamente son un portento en cuanto a rostro, cuerpo…, reales bellezas. Pero que necesariamente no resultan atractivas.

Son incontables los ejemplos que vemos en el día a día. Somos testigos de primer orden de una rara raza de mujeres y hombres que cuentan con todo para ser atractivos por lo físico pero; que sin embargo más bien resultan la negación del atractivo. Abundando en esta cuestión, es enorme, incontables, las personas más bien feas que merecen el calificativo de atractivas, por esa conjugación poco común de cualidades que los hacen atractivos.

En razón de esto es válido citar un estudio hecho por la Universidad de Cincinnati (EE.UU), que recoge la revista Evolution and Human Behaviour. Destacando esto; las personas más atractivas tienen mejor salud, enferman menos y viven más tiempo que los demás; es su conclusión. Es un motivo bastante valedero para cultivar cualidades que nos hagan atractivos al resto de los demás.

personas

El experimento

Para su experimento, los investigadores tuvieron la participación de 15000 voluntarios, con edades comprendidas entre los 24 y los 35 años con objeto de evaluar el tipo de enfermedades que le habían diagnosticado en un período de 10 años, así como la frecuencia de sus visitas al médico.

Tras realizar una entrevista personal a todos los candidatos durante 90 minutos, los participantes fueron incluidos en 5 categorías sobre cánones de belleza; muy poco atractivo, poco atractivo, promedio, atractivo y muy atractivo.

Los resultados del experimento revelaron que existe una relación directa entre el atractivo físico y la salud. Así, entre los voluntarios masculinos se observó, por ejemplo, una reducción del 13% en las posibilidades de tener colesterol alto, un 20% menor de riesgo de hipertensión o un 15% menos de sufrir depresión. Entre las mujeres, los investigadores descubrieron que las que habían sido incluidas en el grupo de “muy atractivas” presentaban un menor riesgo de sufrir diabetes o asma.

En la generalidad en ambos sexos; las personas consideradas atractivas se mostraron más positivas que las otras respecto a su estado de salud y faltaron menos a clase o al trabajo por enfermedad. Así, los expertos concluyen que cuanto más atractivo se es, menor es el riesgo de morir joven o de enfermar.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: