Los perros peligrosos

 

Los perros peligrosos

 

Los perros peligrosos existen, del mismo modo que existen personas, animales, cosas, relaciones, situaciones, viajes, enfermedades..., y una infinidad de peligros más.

Pero, si hay algo seguro es que la gente se equivoca hablando de los perros peligrosos dependiendo de su raza. No hay razas peligrosas, hay dueños que crean perros que representan un peligro, y para hacerlo buscan aquellos que tienen una mejor forma física y una mandíbula más potente.

Es parecido a una carrera de coches. El que busque rapidez, invertirá su dinero y su tiempo entrenando en un Bugatti Veyron más que en un Súper 5, por sus notables diferencias.

Los perros peligrosos se crean. Personas taradas buscan conseguir en sus perros lo que no son capaces de lograr con ellos mismos. Así, intentarán adiestrar a sus perros creando máquinas poderosas para curar en cierta medida sus propios complejos de inferioridad.

Si por el contrario un perro reacciona de manera peligrosa, pero nunca fue adiestrado para ello, es porque simplemente estamos frente a un animal, y un animal, al igual que un humano, no es un reloj, no es un robot, y puede reaccionar de formas inesperadas.

Yo no entiendo muy bien ese error común que la gente comete, esperando recibir de sus mascotas un 2+2=4. Ni siquiera las personas que más nos cuidan y quieren son siempre fieles, a pesar de tener algo que les diferencia de cualquier animal: la capacidad de razonar.

Entonces, si aún sabiendo que puede que alguien nos falle, seguimos confiando, cómo no lo vamos a hacer con un animal, cuya capacidad de razonamiento es la de un niño de 4 años?

A muchas personas se les llena la boca hablando de razas de perros peligrosos, pero después ponen el grito en el cielo si se habla de niños malos. Pero..., estamos locos o qué?

Los niños son personas chiquititas que se van creando en un entorno del que recibirán lo que serán en el futuro. Y, no lo neguemos, hay muchos niños malos que causan auténtico terror a muchos de sus compañeros. Excepto una minoría de ellos, por motivos en los que ahora no entraré, el resto son así por culpa de unos padres que, sin darse cuenta (o sí, quién sabe), están creando monstruos, e incluso a veces, despojos sociales.

Un perro, por muy peligroso que sea, no puede herir psicológicamente (y esas son las peores heridas), siempre lo hará con lo único que tiene, su fuerza. Y tras hacerlo, entonces será juzgado o no, y entrará a formar parte de los perros peligrosos, pero NUNCA de las razas peligrosas, porque no las hay. Hay perros con unas características u otras, mejores o peores, que los humanos aprovechan para su propio interés.

Stephen King, en su novela de terror psicológico "Cujo", eligió un San Bernardo como protagonista, a pesar de no ser considerada una raza perteneciente a LOS PERROS PELIGROSOS. Aunque su novela es de ciencia-ficción, no se inventa al perro, que es descomunal en fuerza, tamaño y mordida, como cualquier San Bernardo. Y con esto digo que, si a uno de esos perros se le cruza un cable, o recibe el adiestramiento apropiado, podría resultar un perro peligroso también. Y lo mismo ocurriría con un Golden, un Bulldog, un Pastor, un Gran Pirineo, un Labrador..., y tantos otros más, que no son considerados perros peligrosos.

Y qué decir de un Pastor Alemán! Si la Policía los usa es por alguna razón. Y es que, además de ser un perro muy fuerte, con una mordida poderosa, mucha resistencia y agilidad, es también considerado uno de los más inteligentes. Es decir que, si tiene la mala suerte de caer en manos de algún tarado, podría ser, sin lugar a dudas, una auténtica máquina. Pero tiene más suerte que otros desafortunados a los que insultan y temen por simplemente no conocerlos, y por llevar la etiqueta de ser uno de los perros peligrosos.

 

 

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: