Los cálculos realizados por Iberia sobre las pérdidas económicas ocasionadas por el paro de controladores del pasado mes de diciembre y el consecuente cierre del espacio aéreo se establecen en entre 13 y 15 millones de euros, tal como ha publicado la propia aerolínea recientemente en el documento remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores con motivo de su fusión con British Airways.

 

Esas cifras se basan en las masivas cancelaciones de vuelos, los reembolsos que se vio obligada a hacer a los pasajeros que reclamaron, la contratación de otros transportes alternativos (buses, trenes) para los viajeros y el servicio de atención al público en los aeropuertos durante los momentos más críticos de aquellas dos jornadas.

 

Los 15 millones de Iberia se suman a los 40 estimados por las otras líneas aéreas españolas, tanto tradicionales como de vuelos low cost, que también se vieron afectadas y que reclamarán a AENA por la vía administrativa, tal como confirma ACETA (Asociación de Compañías Españolas de Transporte Aéreo). Pero es que, además, IATA calcula que el cierre del espacio aéreo español provocó pérdidas de ingresos en el sector de 74,1 millones de euros y un impacto económico de hasta 300 millones en total.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: