Perfeccionistas

Aquellos que buscan obtener el mayor grado de bondad o de excelencia en todo lo que hacen, reciben el nombre de perfeccionistas

Es una característica de la personalidad humana, que presenta dos vertientes. Por un lado, puede ser positivo, si el perfeccionismo lleva a que la persona mejore y haga las cosas del modo adecuado. O por el contrario, puede ser negativo si la necesidad por mejorar siempre va a conseguir que aparezca la ansiedad. 

Para el perfeccionista, la perfección existe

Alguien no puede ser perfeccionista sino está convencido de que es posible lograr la perfección. 

Los perfeccionistas, piensan que siempre hay algo por mejorar, ya sea en el trabajo o su vida privada. Hagan lo que hagan, nunca estará bien hecho. Son personas que se marcan objetivos inalcanzables o que son imposibles de conseguir. 

Para el perfeccionista, el valor de una persona solo se encuentra en aquello que haya conseguido. Para ellos los logros son algo normal, porque siempre hacen las cosas bien. 

El perfeccionista ve el fracaso como algo terrible 

Lo peor que puede suceder en la vida a un perfeccionista, es fracasar. Algo que se contrapone con lo que piensan las personas que no tienen esa tendencia a buscar la perfección, sino que entienden que el fracaso es natural, los perfeccionistas lo ven como algo personal y que no pueden aceptar bajo ningún concepto. 

Si un perfeccionista fracasa, se castigará por los errores que haya podido cometer y al mismo tiempo se impondrá unos objetivos aún mayores con el fin de paliar el ataque que ha sufrido su persona. Cree que si consigue algo de mayor dificultad, tendrá más valor por haberlo conseguido. 

No ser perfeccionista

Para dejar de ser perfeccionista, es necesario no tener tanta autoexigencia y dar valor a lo que se ha conseguido, sea mucho o poco. Es importante que sea capaz de asumir que comete errores y que hace las cosas mal, es algo que va en la naturaleza humana. 

Tiene que aprender a valorar las cosas en su justa medida, tratando de entender la importancia que tienen los errores que haya cometido. Sino tienen mucha importancia, esos errores pueden ser asumidos con total normalidad. Si las consecuencias de los errores son mayores, tendrá que aprender de ellos e intentar mejorar. 

Vivir sin buscar la perfección es necesario para tener una buena salud mental. Ya que de lo contrario los ataques de ansiedad estarán siempre presentes en su vida.

 

 

 


Perfeccionistas

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: