perdona

El perdón nos ayuda a crecer como personas. Aprender a perdonarse a uno mismo y a los demás, resultará satisfactorio para todos y nos ayudará a olvidar el rencor.

El perdón es uno de los aspectos más importantes de la vida, pero en determinados momentos o circunstancias cuesta mucho ponerlo en práctica. Es fundamental realizarlo en todas las facetas de la vida, solo así aprenderemos a mejorar como personas.

El acto de perdonar debe surgir como producto de un dialogo interno de cada uno, ese dialogo con uno mismo servirá para soltar el rencor y reconciliarnos con la vida.

Saber reconocer el daño que nos hicieron y tener deseos de perdonar

Hay que saber valorar la ofensa de un modo objetivo, es la mente la que debe analizar y extraer todas las consecuencias que tiene el hecho que tanto nos afectó. Es reconocer si realmente fue tanto el daño que nos hicieron o si influyen otros aspectos personales.

Tener conciencia del daño, o si ese daño puede afectar a terceras personas, y el tiempo que haya durado la acción, ayudará a valorar la acción del modo más objetivo posible.

Una vez que se ha dado el paso anterior es cuando conviene tener en consideración si se tienen deseos reales de perdonar. Suele ocurrir que a veces la mente tenga deseos de perdonar por salvar cualquier tipo de relación o de amistad, pero a lo mejor quienes no estamos preparados del todo para asumir ese perdón somos nosotros.

Tratar de entender a la persona y el daño que nos hizo y analizarlo de manera general

Ya hemos estudiado el hecho de manera objetiva, ahora es cuando se debe tener en cuenta a la persona que lo causó. Para conseguirlo, hay que tratar de entender el porqué lo hizo, es ponerse en su lugar e intentar averiguar cuales eran sus motivos para hacerlo.

Lo más habitual para que el proceso del perdón se pueda realizar de manera efectiva, y de esta manera entender mejor los motivos que llevaron al otro a realizar la acción, es entender el problema que lo originó.

De este modo y una vez se entienden las intenciones que tenía el otro servirá de gran ayuda al perdón. La forma en la que se afrontará un perdón es distinta cuando sabemos que las intenciones eran buenas, que cuando tenemos la certeza de que han sido malas. Cuando existe la intención de hacer daño al otro, es muy complicado que se de ese perdón.

Tener las explicaciones del otro es primordial. Ya que normalmente lo que nos tenga que contar el otro nos puede servir como ayuda para entender mejor el porqué de la acción.

Lo que ahora debe hacer la persona que recibió el daño, es analizar los motivos y explicaciones que ha recibido. De este modo sabrá de forma más segura si debe o no perdonar.

Es fundamental sentir que has perdonado

Se trata de un proceso en el que las emociones de cada uno juegan un papel fundamental, se debe reconocer si los pasos que se han dado han sido los correctos, y una vez que el tiempo haya transcurrido nos hará ver que lo sucedido ya no nos afecta tanto, por lo que ya estaremos preparados para ejercer algo tan necesario como es el perdón. 


 

 

pedir perdón

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: