Los pequeños hurtos en los supermercados españoles suponen al año una pérdida de 2500 millones de euros. La gente se lleva cuchillas de afeitar, artículos de bricolaje, quesos, embutidos en general, fragancias y perfumes... Dicen que los ladrones suelen ser hombres entre 18 y 45 años, hombres que quieren vivir por encima de sus posibilidades.

Realmente, somos todos los que queremos vivir por encima de nuestras posibilidades. Los supermercados son una tentación para todo el mundo. Ves un paquete de mantequilla pequeñito y te preguntas por qué no vas a meterlo en el bolsillo del abrigo. Los dueños de supermercados como Mercadona o Gadis son millonarios.

Lo malo es que nos ponen difícil lo de ser hurtdores de poca monta. El Código Penal ha sido modificado recientemente. Los hurtos de menos de 400 euros han pasado de ser faltas a ser considerados pequeños delitos. Si robas algo que supere los 400 euros, puedes acabar en la cárcel, un sitio poco recomendable para cualquier persona.

También lo ponen difícil los establecimientos comerciales. Han pegado en todos sus artículos etiquetas antirrobo y las cámaras ven ladrones por todos los rincones. Es mejor, pues, pasar por caja pagando todo lo que llevas.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: