Port Saplaya en Valencia

La pequeña Venecia se encuentra ubicada a cuatro kilómetros de Valencia. Pertenece al municipio de Alboraya, pueblo reconocido por la creación de los «Fartons Polo», una especie de bollo alargado y ligero para poder mojarlo en la horchata.

La pequeña Venecia es en realidad Port Saplaya, una zona residencial pequeña y acogedora que debe su nombre a su peculiar diseño, similar en cierta manera a la auténtica y preciosa Venecia.

Lo que más sorprende al llegar son sus casas pintadas todas de diferentes colores: ocres, azules, verdes… y adornadas con flores por sus dueños. Cuando llegas al embarcadero y ves los distintos tipos de embarcaciones atracadas, parece que estás en un pueblo marinero. Puedes encontrar veleros, barcas pequeñas de pesca, fuerabordas… de todos los colores y con banderas diferentes.

La pequeña Venecia tiene dos playas separadas por el puerto que da paso a los navegantes. Son playas tranquilas con arena muy fina que te dirigen al Mediterráneo más limpio que he visto. Conforme te vas adentrando, puedes ver los peces y las caracolas sin ningún problema.

Hay un hotel, pero la mayoría de los visitantes alquilan apartamentos totalmente equipados. Hay para todos los presupuestos, puedes elegir si lo quieres frente al mar o en la urbanización con piscina incluida y rodeada de las pequeñas casitas coloreadas.

Por la noche puedes asistir al cine de verano que es gratuito, tomarte lo que te apetezca en alguna terraza o caminar por el paseo marítimo o al borde del mar. No hay discotecas, ni pubs, ni locales que puedan alterar la tranquilidad de los residentes o habitantes.

La gente es encantadora, educada y entrañable. Estás en familia manteniendo tu independencia. Hace años que la visité y no creo que haya cambiado mucho.

Os aconsejo que si pensáis en algún momento visitarla, probéis los fartons con un vaso de horchata fresquita. Estoy segura de que disfrutaréis.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: