Pensar en grande.

Cuando estudiaba en la Universidad, recuerdo que uno de mis profesores hacia énfasis sobre cómo se debe pensar en grande para alcanzar grandes metas, no importa que nos digan soñadores, idealistas o fantasiosos. Usted debe pensar en grande.

Si nos conformamos con poco o nos trazamos metas muy pequeñas, fácilmente alcanzables, ahí nos quedamos, solo eso alcanzaremos. Sin embargo cuando la meta es muy alta, usted hará grandes esfuerzos, y lograra mucho más que lo creyó en un principio podría lograr. No se trata de ser irrealistas, pero piense que donde otro ser humano llego, usted también puede llegar. La historia está llena de estos ejemplos, sino lea la increíble vida de Hellen Keller, la célebre escritora y oradora sordociega norteamericana o de Thomas Alva Edison, inventor de la lámpara incandescente y el fonógrafo y a quien a los 8 años su maestro mandara de regreso a casa porque era un alumno improductivo y estéril.

Ahí es donde muchos piensan: si pero los que han hecho estas grandes hazañas han sido personas con cualidades excepcionales que la mayoría no posee. Aunque usted no lo crea, la mayor cualidad que han tenido ha sido la constancia y la fuerza de voluntad, unido al optimismo de que todo se puede lograr si se le pone el suficiente empeño.

Siempre existirán detractores que trataran de desviarlo del camino y le dirán que lo que se ha propuesto es muy difícil, que sea objetivo y realista, que está perdiendo el tiempo en vano. No trunque sus sueños por la opinión ajena, pues aunque no llegue a lo más alto de su meta, habrá logrado más que los que se propusieron poco o los que no lo intentaron.

¿Qué hubiera sido de la humanidad si la madre de Edison no hubiera decidido enseñar a su hijo en casa? Hoy no tendríamos iluminación eléctrica o hubiera tardado años en que alguien más lo inventara. Lo mismo ha ocurrido con otros grandes inventores de la historia, casi siempre tachados de locos o excéntricos.

Mi consejo para usted: Viva su sueño, luche por su meta por muy irreal que le parezca a otros, póngale amor a todo lo que hace y fuerza de voluntad para alcanzar lo que se ha propuesto. Si lo logra felicitaciones, pero si no lo hace no se arrepentirá de no haberlo intentado y habrá vivido intensamente con un propósito en su vida. Le garantizo no necesitara ni psicoterapeutas que lo ayuden a definirse como persona, ni caerá en adicciones o depresiones por tener un vacío en su existencia. En fin, usted  debe pensar en grande.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: