pensar

¿Cómo es pensar correctamente?

Es saber usar la mente y el corazón, la emoción y la disciplina. Cuando deseamos una cosa, la vida nos llevará hacia ella, tal vez por caminos inesperados. A veces nos asombramos porque estos caminos nos sorprenden y, entonces creemos aviesamente que nos estamos encaminando por una ruta equivocada, pero; es mejor concluir; déjate llevar por la emoción, pero ten presente la disciplina para seguir adelante.

Si me fuera permitido tener como en los cuentos mágicos, tan solo un deseo para poder acceder a una mejor calidad de vida de toda la humanidad, me es libre desear que todos y en particular los jóvenes les fuera posible aumentar su nivel de inteligencia. Seguramente el resultado de un aumento del nivel universal de la inteligencia, hará posible formar una humanidad mejor, con inter-relaciones más saludables, propiciar un incremento de la salud de todos y, alcanzar un mejor nivel de vida para todo el mundo.

Ten presente los contrarios

Seguramente sería fácil, observar los resultados de lo contrario, Aquellas partes del mundo donde existe una calidad de vida precaria, hambre, problemas de salubridad serios, son; los que presentan un bajo nivel de inteligencia en promedio, como consecuencia de un bajo nivel de educación.

El pensar correctamente es vital, tanto; que debiera ser de asignatura obligada en la escuela. Bajo la presunción de que en la escuela los estudiantes manejaran hasta con facilidad todas las otras asignaturas, estas serían de utilidad nula sin poseer la habilidad de pensar.

La casi generalidad de las personas viven sin pensar mucho, Sus reacciones son automáticas en una cantidad apreciable de circunstancias, no tienen un objetivo definido e incluso no seleccionan sus acciones para alcanzar sus metas, al punto de no pensar siquiera en las consecuencias de sus acciones. Por supuesto; esto no es correcto, no es de extrañar cualquier cantidad de errores al actuar.

Asúmelo con propiedad

Cuando pienses y medites sobre un asunto en particular, asúmelo con todo, examina todos sus aspectos hasta sacar alguna conclusión, no te disperses pensando en otra cosa antes de de solucionar la primera. Cuando hables, usa el lenguaje coloquial de siempre o define su contenido para que otras personas lo comprendan plenamente.

¡Pensar como hábito!

La generalidad de las veces las personas que cultivan el hábito de pensar antes de actuar, son precisamente las que alcanzan sus objetivos. Ahí radica la importancia de hacer del pensar un habito. El hábito se forma por la recurrencia, la repetición que; en principio es un proceso lento, de mucho trabajo y fastidio. Sin embargo en su práctica se optimiza el proceso dando por resultado una gran utilidad. Tenemos que aprender a pensar por lo menos que, antes de actuar en alguna cuestión, debemos pensarla previamente una o dos veces.

Para algunas personas el pensar les da pereza pero fíjate y pon toda tu atención en estos personajes. De inmediato te darás cuenta que son los menos privilegiados del factor prosperidad y el elemento progreso. De hecho están tan alienados por vivir al salto de mata y al vaivén de la inopia, que ni idea tienen que; con solo un poquito de su interés y atención es posible montarse en la nave de la prosperidad y en el tren del progreso.

inteligencia

Como hemos dicho arriba es necesario aprender a pensar correctamente porque al final este aprendizaje redunda en el beneficio personal y por asociación con tu entorno, con los tuyos y, con la humanidad. Ábrete al aprendizaje de pensar bien, mejor, correctamente.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: