fotografia

Los platos de invierno no tienen muy buena fama ya que se piensa que requieren mucho tiempo y esfuerzo y hoy ya no es así. Hay muchos que son muy fáciles y nutritivos y solamente requieren un poco de organización ahora que tenemos tantos adelantos en la cocina. Los caldos se pueden hacer y congelar por lo que muchas sopas de pueden hacer en un pis pas. 

fotografia

Un buen caldo de gallina o de puchero (por ejemplo), se puede tener en el congelador durante meses y en un momento dado sacarlo y ponerlo en el fuego y añadirle un buen puñado de fideos y ya tenemos en breves minutos un primer plato para esas visitas que se presentan de imprevisto en estas noches frías de invierno. La sopa de cebolla es ideal también para tenerla congelada en raciones en unas bolsas especiales que se venden para ello, solamente hay que descongelarla y gratinarla con pan tostado y queso.

fotografia

El caldo más fácil de hacer es el de pollo y solamente se necesita un puerro, una zanahoria, una cebolla, una rama de apio y un trozo de pollo y si se le añade un buen chorro de jerez, es un caldo que levanta a un muerto. Y sin olvidar el caldo de pescado de pinta roja (tan popular en Málaga) que con su sabor picante además de quitar la resaca a quien la tenga, hace subir la temperatura del cuerpo hasta producir sudores.

fotografia

Son muchas las ideas para los días fríos que están por llegar y debemos prepararnos para que no nos pille por sorpresa así que hay que reponer las previsiones de chocolate para hacer a la taza, te rojo, te verde, etc, para que en cualquier momento le demos al cuerpo lo que necesita para enfrentarse a los días fríos de invierno. Procurando además preparar platos sanos y nutritivos con alimentos de primera calidad que nos ayuden a potenciar nuestra salud que es lo más importante que tenemos.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: