Artìculo de còmo estimular la creatividad al màximo... (El resumen es muy largo (máx 500 caracteres)

-- por Brian Tracy:

Einstein una vez dijo, Todo niño nace genio. Pero la razón

por la que la mayoría de la gente no funciona a niveles de

genio es porque ellos no están conscientes de qué tan

creativos e inteligentes son realmente.

Yo llamo el efecto Schwarzenegger. Nadie podría mirar a

una persona como Arnold Schwarzenegger y pensar cuán

afortunado es él de haber nacido con músculos tan tremendos

como esos. Todo el mundo sabe que él, y la gente como él,

han trabajado muchas miles de horas construyendo sus cuerpos

para que puedan competir y ganar en competencias de culturismo.

Tus capacidades creativas son justo las mismas. En realidad

ellas se desarrollan mientras se utilizan.

Pero tú no necesitas pasar miles de horas para incrementar

tus habilidades de pensamiento-creativo. Al practicar unos

pocos ejercicios y aplicaciones simples, tú puedes comenzar

a hacer fluir tus pensamientos creativos, y hasta podrías

sorprenderte tú mismo de la calidad y cantidad de buenas

ideas que puedes tener.

Comencemos con la definición de creatividad. En mi estimación,

después de años de investigación en este asunto, la mejor

definición de creatividad es, simplemente, mejora. No tienes

que ser un científico nuclear o un artista para poder ser

creativo. Todo lo que tienes que hacer es desarrollar

la habilidad de mejorar tu situación, dondequiera que

estés y lo que sea que estés haciendo. Todas las grandes

fortunas comenzaron con ideas para mejorar algo en alguna

manera. De hecho, una mejora necesita ser solamente

10 por ciento nueva o diferente para lanzarte al camino

hacia la fama y las riquezas.

Se ha estimado que cada año, manejando hacia y desde el trabajo,

la persona promedio tiene cerca de cuatro ideas para mejorar,

cualquiera de las cuales podría hacerle a él o a ella millonario.

El problema no es que no tienes las ideas que necesitas

para alcanzar cualquier cosa que necesites sino, más bien

que fallas en llevar a cabo esas ideas. La mayoría de

la gente descarta sus propias ideas porque ellos creen

que esas ideas no pueden ser muy valiosas si ellos son

los que las pensaron.

Thomas Edison, indiscutiblemente el más exitoso y creativo

genio en la historia humana, una vez dijo que la creatividad

es 99 por ciento transpiración y solamente 1 por ciento de

inspiración. Extensas investigaciones en creatividad tienden

a confirmarlo.

Existen cuatro partes generalmente aceptadas del proceso

creativo: Hay la preparación, donde mucho del trabajo es

hecho. Hay la cerebración o cavilación, donde tú envías

el asunto a tu mente subconsciente. Hay la comprensión,

donde la idea o ideas vienen hacia ti. Y finalmente, está

la aplicación, trabajas la idea creativa y la conviertes

en algo que vale la pena. De las cuatro, la preparación

parece ser la más importante, e involucra la recolección

de la información correcta y hacer las peguntas correctas.

Tu éxito en la vida estará determinado grandemente por

la cantidad de ideas que tú generas. Parece que la calidad

de las ideas es secundario a la cantidad y si tienes

suficientes ideas, una o más de ellas se convertirán en

ganadoras de premios.

Puedes comenzar construyendo tus músculos creativos con

preguntas enfocadas. Algunas en las que puedes pensar son

las siguientes: ¿Qué estamos tratando de hacer? ¿Cómo estamos

tratando de hacerlo? ¿Cuáles son nuestras suposiciones?

¿Qué si nuestras suposiciones están equivocadas?

Todas las mejoras comienzan con el cuestionamiento de las

circunstancias actuales y existentes. Si no estás haciendo

ningún progreso por alguna razón, détente y piensa, y comienza

a preguntarte tú mismo las duras preguntas que estimularán

tu mente a considerar otras posibilidades.

Cuando ellos estaban haciendo los estudios para enviar al hombre

a la luna, los científicos estuvieron perplejos por meses y

hasta años. Ellos no podían imaginar cómo enviar un cohete a

la luna con suficiente combustible para aterrizar en la luna,

despegar, romper la gravedad de la luna y regresar a la tierra.

El problema era que si el cohete tenía demasiado combustible

para empezar, estaría muy pesado para despegar de la tierra

en primer lugar. Finalmente, ellos comenzaron a cuestionar

la suposición que el cohete lunar tenía que aterrizar en

la luna. Cuando ellos cuestionaron esa suposición,

los científicos concluyeron que un cohete principal podría

orbitar alrededor de la luna mientras uno módulo más pequeño

llegaría a la superficie de la luna y luego se reuniera

al cohete en órbita para el viaje de vuelta a la tierra.

La barrera mental fue rota, y el resto es historia.

Hacer preguntas enfocadas que penetren al corazón del asunto

es el arte real de la persona creativa. El siguiente paso es

tener el coraje de tratar con todas las posibles respuestas.

Una vez que has tenido una posible solución, pregúntate tú mismo,

¿Cuál más podría ser la solución? Si tus métodos actuales

estuvieran completamente equivocados, ¿Cuál sería tu plan

de respaldo? ¿Qué más harías o podrías hacer? ¿Qué si

tu procedimiento actual o plan resultara ser un completo fracaso?

Entonces ¿qué harías? ¿Y qué harías después de eso? Todas

esas preguntas te obligarán a pensar más lejos y tener

mejores respuestas.

La segunda manera de construir tus músculos mentales es con

metas intensamente deseadas. Mientras más quieres algo y más

claro estás acerca de ello, es más probable que generes ideas

que te ayudarán a moverte hacia ello. Ese es el por qué de

la necesidad de metas y planes claramente escritos ya que

su cumplimiento se repite una y otra vez. Cualquier emoción

intensa, como un deseo, estimula las ideas de creatividad para

que cumplan ese deseo. Y mientras más tú escribas tus metas

y planes, y los revises, es más probable que veas todo tipo

de posibilidades para alcanzar esas metas.

El tercer generador de los músculos del pensamiento creativo

es presionar los problemas. Una buena pregunta para hacer es

¿Cuáles son los tres problemas más grandes que estoy enfrentando

en mi vida hoy? Escribe la respuesta a esta pregunta rápidamente,

en menos de 30 segundos. Cuando tú escribes la respuesta a

la pregunta en menos de 30 segundos, tu mente subconsciente

desechará todas las respuestas extrañas y te dará las tres más

importantes.

Cuando tú tienes tus tres problemas más presionantes, pregúntate

a ti mismo, ¿Cuál es la peor cosa posible que puede pasar como

resultado de cada uno de estos problemas? Luego pregúntate a

ti mismo, ¿Cuáles son las cosas que yo puedo hacer, en este

momento, para aliviar cada problema? Si tú tienes un problema

que te está preocupando por cualquier razón, piensa acerca de

qué podrías hacer inmediatamente para comenzar a aliviar esa

preocupación. Este es un uso primordial de tus poderes creativos.

Entonces una clave hacia el éxito en el pensamiento creativo

es la claridad. Tómate el tiempo de pensar, discutir y hacer

preguntas que te ayuden a clarificar exactamente lo que estás

tratando de alcanzar y exactamente qué problemas estás

enfrentando en el presente momento. Tal como un pensamiento

confuso te lleva hacia respuestas confusas, el pensamiento

claro te lleva respuestas claras.

Una segunda clave es la concentración. Pon todo lo demás a

un lado, y concéntrate en enfocar todos tus poderes mentales

en resolver un solo problema, superar un obstáculo en particular

o alcanzar una meta importante. La habilidad de concentrarte

en un solo asunto sin desviación o distracción es el corredor

del pensador superior.

Una tercera clave es una mente abierta. La persona promedio

tiende a ser rígida y fija en su pensamiento acerca de moverse

de donde está hacia donde él desea ir. El pensador creativo,

sin embargo, tiende a permanecer muy flexible y abierto a

la variedad de formas de enfocar el problema. La persona

promedio tiene una tendencia sacar conclusiones y determinar

que solo existe una manera de alcanzar una meta en particular.

El pensador superior, por otro lado, tiende a ser más paciente

y dispuesto a considerar una variedad de opciones antes de

moverse hacia una conclusión.

Existe otro concepto creativo que puede ser muy útil cuando

es usado en combinación con lo que ya hemos discutido, y

se llama el paso limitante.

Entre tú y cualquier meta que quieras alcanzar o cualquier

problema que quieras resolver, existe casi invariablemente

un paso limitante o un cuello de botella que determina

la velocidad a la cual te mueves de donde estás hacia

tu destino. Este paso limitante podría ser otra persona,

un obstáculo en particular, una dificultad específica, o

incluso la falta de alguna información o habilidad.

Invariablemente, hay un factor particular que determina

cuán rápido llegas allí. Tu trabajo es pensar sobre ello y

decidir lo que es, y luego ir a trabajar para quitarlo.

Por ejemplo, si tú estás en ventas, tu paso limitante puede

ser el número de prospectos que tienes. Si este es el caso,

entonces tu trabajo es hacer todo lo posible y usar todas

tus capacidades creativas para aumentar tu número de prospectos

hasta que ya no sea un problema. Luego, por supuesto, habrá

otro paso limitante, y tu trabajo es ir y trabajar en eso.

Si tienes un negocio, tu paso limitante podría ser el número

de gente calificada que está contestando a tu publicidad.

Si este es el cuello de botella que dificulta la cantidad

que vendes y la velocidad a la cual tu compañía crece, te

corresponde concentrarte en tus poderes mentales para aliviar

ese cuello de botella. Tú tienes que concentrar tus mejores

habilidades de pensamiento y las de otros para aumentar

el número de prospectos calificados y que tus esfuerzos

publicitarios y promocionales atraigan.

En las relaciones y malentendidos entre la gente, existe casi

invariablemente un punto o un tema que necesita ser resuelto

para traer nuevamente la harmonía. Tu trabajo es, primero,

identificar este paso limitante y luego, segundo, encontrar

una manera de aliviar la dificultad para satisfacción de

todos los involucrados.

Tú eres un genio, y naciste con el potencial para una creatividad

excepcional. Pero las habilidades creativas son latentes.

Son como músculos que crecen con el uso. Tú puedes aumentar

tus poderes al usarlos una y otra vez, en toda situación,

deliberadamente y específicamente, hasta que la creatividad y

una respuesta creativa para la vida sea tan natural para ti

como respirar. Hay unas pocas cosas que puedes hacer que

pueden tener un impacto más poderoso positivo en tu vida

entera que volverte excelente en el pensamiento creativo.

Y tú puedes si crees que puedes.

==================================================

Artìculo extraìdo del Boletìn de Redtienda.com, si quieres formar parte del programa de Asociados y ganar buenas comisiones recomendando Redtienda, sòlo pulsa el siguiente enlace para informarte:

http://www.redtienda.com/si/poekarolina

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: