Con 5.000 ejecuciones en 2010, China se situa a la cabeza de los países que aplican la pena de muerte, seguida de Irán con 546, y Corea del Norte con 60.  "Que nadie toque a Cain" es una ONG italiana que presentó en Roma el imforme anual sobre la pena de muerte que seveló que en 2010 disminuyó en los primeros meses del año y que la tendencia es a la baja.

 

A pesar de esta tendencia a bajar al menos 5.837 personas fueron ejecutadas en 22 países, la mayoría de ellos asiáticos, aunque también figure en quinto lugar Estados Unidos con 46 ejeuciones, después de yemen con 53.

China se mantiene en los mismos datos que en 2009, y el el país con más penas de muerte de todo el mundo, cerca de 5.000, lo que constituye el 86,6% del total mundial. Le sigue Irán, único país donde se registró un aumento de ejecuciones con respecto a 2009.

 

La ONG "Que nadie toque a Cain" denuncia "los costes de la pena de muerte" que se calcula que cada ejecución oscila entre uno o tres millones de dólares en Estados unidos y en 2010 se ejecutaron 46 personas en 12 estados.

El informe recogió 714 ejecuciones en trece países de mayoría musulmana, lo que supone un aumento sustancial respecto a 658 casos del año anterior debido generalmente a la rigurosa interpretaión que en muchos de estos países musulmanes se hace de la "sharia" o ley islámica.

 

Hace pocos días, el ex teniente de alcalde de la ciudad china de Hangzhou y si homólogo de la ciudad de Suzhou, fueron ejecutados por delitos de corrupción, al haber aceptado sobornos para construir edificios.

Dos colombianos están ya condenados a la pena capital por tráfico de drogas. La cacillería colombiana está haiendo gestiones para que se reconsidere  esta sentencia. En un comunicado, el ministerio de Colombia notifica que en China hay 13 colombianos detenidos por narcotráfico, de los cuales Harold Carrillo y Guillermo Álvarez han sido senteniados a la pena capital, mientras que otros cuatro recibieron cadena perpetua, otros dos 15 años de prisión y cinco están a la espera de conocer sus condenas.

 

En china se trafica con los órganos de los ejecutados, por lo que la pena de muerte es rentable para el país y se extren tambien órganos de los detenidos y no ejecutados.

Actualmente, la pena de muerte se sigue aplicando a unos 68 delitos tipificados en el Código Penal chino, entre los que se incluyen delitos violentos como el atraco, la violaión y el asesinato. Se aplica también en delitos económicos, fraude fiscal, malversación y los delitos relaionados con el tráfico de drogas.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: