NO a la pena de muerte

CONTRA LA PENA DE MUERTE

La pena de muerte es cuando un ciudadano comete un delito grave, el cual puede ser comprobable, y es sentenciado por un juez o juzgado a recibir un castigo mortal al cuerpo. Sin embargo, no en todos los países esta pena de muerte es aplicada, al día de hoy 139 países la han desterrado de su legislación totalmente. En un estudio realizado por las Naciones Unidas en 1988 y actualizado en el año 2002, , al analizar los datos sobre la relación entre los cambios en la aplicación de la pena de muerte y los índices de criminalidad, alegaron: "El hecho de que las estadísticas continúen apuntando en la misma dirección es un argumento convincente de que los países no tienen por qué temer cambios súbitos y graves en los índices de criminalidad si reducen su recurso a la pena de muerte", es uno de los argumentos por los cuales esta situación es una acción degradante debido a que no baja la tasa de criminalidad, ni intimida a los presuntos delincuentes.

En primer lugar se puede decir que la pena de muerte es uno de los castigos más inhumanos, degradantes, es como volver a los tiempos de esclavitud en donde hacían sacrificios y además es como retroceder en la sociedad. Actualmente debido a la evolución de la tecnología existen millones de opciones para castigar a un delincuente por un determinado crimen, por ejemplo: un castigo no tan antiguo, podría ser la pena a cadena perpetua, en este punto de vista, la persona condenada puede sufrir más debido a que se le quitara un derecho y deber fundamental de todo ser humano como lo es la libertad de hacer y salir a donde se desea.

En el ámbito sentimental la pena de muerte no sería un alivio para la familia de la persona la cual sufrió el daño debido a que es mejor ver que está en una cárcel sufriendo a saber que esta muerte y ya no padecerá de las adolescencias que pasa cualquier ser humano, también cabe destacar que esa persona que asesino a sangre fría tiene familia y también tendrá dolientes que lloren su ausencia, quizás deje hijos los cuales crecerán sin una figura paterna o materna, es decir, de esta forma solo se castigaría a la familia y no al presunto asesino.

Cabe destacar que la pena de muerte no es siempre efectiva en el cuerpo del delincuente, por ejemplo: un equipo de aplicación de la pena capital en el Estado de Ohio fracasó en el intento de matar con una inyección letal a Romell Broom, de 53 años, el 15 de septiembre del 2009 . La ejecución fue suspendida por el entonces gobernador, Ted Strickland, después de que el condenado hubiera recibido 18 pinchazos en diversas partes del cuerpo, este es un ejemplo simple que no siempre es confiable la pena de muerte. Además ningún juez o jugado está a salvo de un error judicial, está el caso de Troy Davis el cual fue en el año 1991, estaba recluido en el área en donde sentencian a las personas a la pena de muerte, esta persona fue ejecutada en la prisión estatal de Georgia, otro ejemplo es el de Lawrence Brewer el cual fue ejecutado el mismo día también en Huntsville, Texas. El mismo había sido condenado a muerte por su implicación en el homicidio de James Byrd, Jr., cometido en junio de 1998. En Irán un adolescente de 17 años, Alireza Molla-Soltani, fue ahorcado el miércoles por la mañana ante una gran multitud en la ciudad de Karaj y en China Zahid Husain Shah, detenido en 2008 por narcotráfico, fue ejecutado mediante inyección letal el mismo día, tres pena de muerte en un día las cuales quedaron en duda la culpabilidad de estas personas, el resultado final de este argumento en el año 1976 es que 75 de las 487 personas ejecutadas eran inocentes, según las estadísticas el record lo tenía Illinois, donde 9 de las 11 condenas fueron erradas.

En resumen, la pena de muerte es un acto degradante e inhumano, el cual no acabara con la delincuencia que se vive en estos días, no tiene ninguna pena para el homicida debido a que sufriría más en una cárcel y al contrario sufre es la familia al ser condenado, mucho de esas condenas han sido de personas inocentes, desde mi punto de vista nadie tiene la verdad en las manos y ninguna persona es quien para sentenciar a un ser humano a la condena de muerte, además sería volver a los tiempos de abolición y no es un progreso para la humanidad con los avances tecnológicos se podría inventar alguna condena diferente en donde el ser humano no muera.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: