Diariamente nos exponemos a múltiples peligros y riesgos, no solo en el área laboral, pues incluso cuando dormimos somos vulnerables a sufrir accidentes. El área de la cocina, específicamente en restaurantes no podía ser una excepción, esos lugares donde preparan delicias para alegrar nuestros paladares, ocultan una gran variedad de peligros y riesgos; entre los peligros más comunes encontramos todos esos elementos con potencial de ocasionar daño como cableados eléctricos, fogones, licuadoras, batidoras, hornos, cuchillos, entre otros, generando claros peligros como cortaduras, quemaduras, caidas a nivel, golpes, entre otros.

Peligros comunes en cocinas

Existen, sin embargo, riesgos que no generan efectos inmediatos, sino que estos se ven reflejados con el paso del tiempo, produciendo enfermedades laborales. El estar expuestos a cambios bruscos de temperatura, movimientos repetitivos por acción de herramientas, manipulación manual de cargas, humos, vapores, posturas prolongadas, forzadas, mantenidas; generan patologías y una gran variedad de afecciones a la salud y por lo tanto a la calidad de vida de las personas que laboran en estas áreas, sin embargo, debido a la poca información y y poca atención que se le presta a la prevención de riesgos laborales en la gran mayoría de restaurantes, muchos trabajadores se limitan a resolver sus problemas con recursos propios, sin aprovechar lo que les pueden brindar sus administradoras de riesgos laborales.

Problemas

Resulta de vital importancia, la educación en prevención de riesgos laborales para todos los sectores de la economía y en todas las actividades, para que se incluyan todas las profesiones, hasta los cocineros y sus ayudantes, orientándolos en cuanto a los riesgos y peligros a los que están expuestos y la mejor forma de abordarlos, recordemos que una poderosa herramienta en esta materia es el autocuidado, pero si no sabemos de que cuidarnos, ¿Cómo hacerlo?.

Se debe informar, capacitar, concientizar, una y otra vez hasta evidenciar resultados positivos, hasta bajar los índices de accidentalidad y enfermedades laborales.

Otro aspecto importante es garantizar la seguridad de los clientes durante su visita en los restaurantes, siendo el locativo y el biológico el principal riesgo para ellos. Mantener locaciones en buen estado, pisos secos, áreas debidamente señalizadas, una buena higiene y una excelente manipulación de alimentos son la clave para mantener no solo la calidad si no también para brindar una óptima seguridad y salud tanto para trabajadores como para clientes.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: