fotografía

Compartimos la vida con estos animalitos que nos muestran cariño y fidelidad y quieren estar cerca de nosotros por lo que es corriente que llegando la noche se suban a nuestra cama para sentir nuestro calor y cercanía, al igual que a nosotros nos gusta sentir la suya. Ya se ha comprobado que su contacto calma el estrés y sus juegos y caricias ayuda a la relajación tan necesaria después de las duras jornadas del trabajo, pero por otra parte varios peligros nos acechan al estar en contacto directo con ellos.

fotografía

Se calcula que aproximadamente un 40% de las personas que tienen perros o gatos duermen con ellos en la cama y en muchas ocasiones son los niños los que suelen dormir con las mascotas pues se empeñan en hacerlo. La salud de los pequeños de la casa es lo que más nos preocupa, por ello lo primero que hay que hacer es consultar con el veterinario de nuestra mascota que dirá que medidas tomar. Las mascotas por más que presenten una buena salud albergan parásitos, virus y bacterias que pueden transmitir enfermedades algunas veces infecciosas a las personas.

fotografía

La revista de salud pública "Emergina Infections Diseases" publicó hace unos meses un informe producto de una investigación realizada sobre el contagio de enfermedades entre humanos y animales y han llegado a la conclusión que tener una mascota en la cama no es nada recomendable. Muchas de las enfermedades transmitidas por animales a los humanos proceden de las mascotas por lo que se recomienda por mucho aseo y  cuidados  que se le proporcione a la mascota, que tenga su propia cama-cesto.

fotografía

Si la mascota sale a la calle (como es el caso del perro) trae a casa polvo o tierra entre los dedos de las patas donde hay bacterias y en ocasiones en el pelo pulgas, garrapatas, etc, que le transmiten otros perros, estos parásitos con sus picaduras transmiten gran número de enfermedades. Las personas con el sistema inmunitario débil como los ancianos o niños menores de 5 años son los que tienen más riesgo de contraer enfermedades por lo que hay que evitar besar a las mascotas y lavarse las manos después de jugar con ellas. Y lo más importante de todo... que tengan su propia cama.

fotografía

fotografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: