Películas violentas: ¿por qué nos gustan?

En las PELÍCULAS la VIOLENCIA suena como un eco en nuestro interior, nace de la necesidad de dominarnos y, a veces, a los demás. El hecho de sentirnos superiores va relacionado con la vida y la muerte. Nos suelen encantar las novelas y películas en las que hay todo tipo de engaños, como por ejemplo el adulterio, que se suele combinar con el sexo y el romance.

Siempre existe la polémica de si los niños o jóvenes deberían ver algunas películas que contienen imágenes del género violento. Mucho se ha hablado que han ocurrido crímenes que imitan a asesinos de películas y videojuegos. La realidad es que solo una minoría de personas se dejan influir por los actos violentos que ven en cine o en televisión. Por esta regla de tres muchos niños se tirarían por la ventana pensando que son Superman. Científicamente está demostrado que las imágenes de violencia sólo pueden ser negativas para los niños o adolescentes puesto que algunos tienen tendencia a la agresividad y visualizar estas imágenes pueden ocasionarle alguna reacción añadida a su conducta.

Podríamos encontrar una relación entre la violencia y la teoría de la evolución de DARWIN. Todos sabemos que el descubrió la evolución de las especies a través de la selección natural. Las especies evolucionan y mejoran según las cualidades que posean para sobrevivir. Este hecho podría ayudar a explicar la vida pero no la evolución, puesto que el más fuerte someta al más débil no es evolución sino selección natural.

La cuestión es que ver espectáculos de tipo violento no es algo de nuestra época exclusivamente. Recordemos el “pan y circo” de los romanos. Ellos presenciaban espectáculos grotescos rodeados de sangre y vísceras. Sin embargo lo que estamos viendo nosotros es fantasía, normalmente algo que llama la atención y estimula nuestra fascinación y curiosidad.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: