En estos días ví la película "EL AMOR ES EXTRAÑO"; una de las cosas que prefiero en la vida, es ver cierto tipo de películas, el efecto de una película con cierto tipo de música, y de ambiente, lo que para mí puede excusar los vacíos que se puedan presentar en la trama, lo comparo al de leer ciertos escritores, o a una buena conversación, o a escuchar sin afán, y en lo posible con un tinto, un concierto de música clásica, o comer con mi hijo o mi hermana menor, un helado de chocolate, con crema chantilly y nueces; no hay nada igual de reparador, aún cuando sea pasajero su efecto, lo que en el caso del chocolate puede ser algo realmente peligroso.

De hecho mi esposo me llevaba una chocolatina gigante de maní, o una caja de chocolates ferreros, o un balde de helado de chocolate, cada vez que se acordaba de mí en medio de su vida afuera, o cada vez, que quería consolarme por algún episodio grave, aún la muerte de alguien cercano,...extrañamente aún en estos tiempos, igual dulcemente, lo sigue haciendo.

El amor es extraño, es la historia de una pareja homosexual que llevan viviendo juntos treinta y nueve años, deciden casarse. Lo que ocasiona como consecuencia que a uno de ellos lo echen del trabajo, ya que le era permitido allí ser homosexual, más no hacerlo público. El día del matrimonio de estos dos hombres, sus amigos cercanos los llenan de discursos de amor, de halagos de lo que ellos han sido para sus vidas, y de lo que les han enseñado.

Al quedarse sin trabajo, deben buscar temporalmente dónde vivir, por lo que recurren a estos que consideran su FAMILIA. Cada uno se va a vivir a una casa diferente, allí en esta vida de cada uno, solo y triste, ahora con sus familiares, inician una serie de situaciones; particularidades de un AMOR ya no de lejos sino de cerca, que llegan a plantear finalmente que "el amor de familia es extraño".

Ya la vida no es tan amable, como lucía el día de la celebración del matrimonio, o en las palabras del brindis, ahora tienen que lidiarse en la vida cotidiana, lo que les hace recibir soprendentes hostilidades de aquellos que consideraban tan cercanos, y que ellos reciben en un ejemplo ahí sí, de amor, silencio y paciencia; tal vez, el que da el estar necesitado de los demás; así como la hostilidad que tal vez, da el poder o el egoismo incómodo, de saberse ahora de quien de alguna manera el otro depende. Aún cuando esté solo y triste.

En uno de los momentos en que pueden hablar a solas, uno de ellos comenta refiriéndose a la relación con la familia: "creo que nos estamos conociendo más de lo que debiéramos".

Son hermosos estos dos personajes, es pleno su amor, sus conversaciones, pero también su amor hacia los que les rodean; son esas situaciones en las que en vez de ser cuidados, ellos tratan de cuidar, aún cuando la vulnerabilidad de las situaciones a los que se han visto llevados, los hace necesitar encontrar amor como prioridad a la incomodidad que ellos puedan generar, en los ritmos de la vida cotidiana de su FAMILIA.

Tal vez son esas situaciones en las que el que podría ser ayudador, se reúsa a cambiar su rutina, su economía, su privacidad, sus afanes, su mundo, por otro...al que supuestamente ama.

En varias películas se aborda este tema; de manera un poco más cruda en "La Celebración", y en "Todos estamos bien", las profundas dificultades para entender qué es un familia. Aveces referimos a la familia como las reuniones familiares, las cenas, las celebraciones, los brindis, los funerales, los paseos.

En estas películas podemos leer, que tal vez la esencia de la familia en muchos casos, está contaminada por creer que la familia es en sí misma, lo que se produce en los eventos, llamémoslos sociales, que nos convocan a estar ahí, muchas veces sin saber cómo estamos realmente unos y otros; y no los vínculos que nos garantizan ser amados por lo que somos, así sea incómodo para el otro.

Tal vez el amor deja de ser extraño, cuando él no da campo a lo incómodo, porque nos permitimos conocernos más allá de lo aparente, aceptarnos, y amarnos.

En la bella película: El Juez, se exploran estas posibilidades. La familia se reúne por la muerte de la mamá, es realmente conmovedor cómo se permiten discutir sus diferencias y aveces callarlas sabiéndolas, pero insistiendo en acercarse para saber cómo está cada cual, seguirse conociendo, para estar ahí.

Intentan hablar, no del paisaje que pasa por enfrente de sus vidas, sino de sus vidas, sabiendo que es poco el tiempo para hacerlo.

Me ha sorprendido que en estos reallitys que parecen tan vanales del canal de "Entertaiment", hay uno que se llama los Steward y los Hamilton, es la vida cotidiana de dos familias muy famosas, una del cantante y otra del actor, unidas por tener una esposa que ha sido de ambos.

Cuando se reúnen a comer o a hablar, les es tan fácil, tan natural, abordar lo que pasa entre ellos, ese es el tema de sus conversaciones; no hablan de lo que tienen, de lo que han hecho, sino de lo que les pasa a cada cual o entre ellos; aún en medio de una discusión, dice el papá de una de las familias:" me duele verlos aquí, porque los amo, viendo cómo tratan de hacerse daño unos a otros, sin lograr ponerse cada cual en los zapatos del otro", waww!! callan y hablan sobre eso. Me gusta ver este programa, por como hablan, porque logran poner en palabras lo que sienten, y resolver de apocos sus agresiones y sus distancias momentáneas, o hasta permanentes.

Siento que  gastamos tanto evitando hablar en nuestras familias, para supuestamente no armar tensiones o distancias; tal vez, porque dudamos de la inmensa capacidad del amor sin fingimientos, como lo nombra Pablo en Corintios.

Evitamos preguntarnos cómo estamos, y escucharnos; callar y esperar que el que lo necesite hable, insistir en la solidaridad, que no debiera claudicar por la medición justiciera que hagamos del otro, decimos que en qué podemos ayudar, pero no es tan así, en realidad queremos ayudar en lo que no sea incómodo, hablamos por fracciones, porque hay cosas que se deben saber y otras no, decir unas y otras no.

Ese límite siempre ha sido un misterio para mí ¿Por qué debiera existir, con aquellos que son los de siempre? o ¿son los de siempre, porque en realidad no nos conocemos?

 

 

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: