Pablo Vega, en esta novela con base historica, nos narra los últimos momentos del reino de los visigodos en la peninsula, a través de la figura de un joven noble: PELAYO.

Una conspiración cortesana, tan frecuente entre los visigodos, tuvo como consecuencia el asesinato de Favila, esta fue auspiciada por el rey godo Witiza, y Pelayo se ve obligado a huir al norte y se refugia en la tribu astur del jefe Otur.

Al morir el rey Witiza se proclama a Rodrigo como nuevo monarca, y Pelayo que esta en su bando es proclamado nuevo jefe de la guardia personal del rey en unos tiempos duros que amenazan con destruir el antaño glorioso imperio visigodo.

La muerte de Witiza nos situara en el marco de las intrigas palaciegas, las luchas por el poder y de las negociaciones que conducirán a la elección de Rodrigo como rey, frente al candidato propuesto por la facción de Witiza, que encabeza el poderoso e influyente obispo Oppas hermano de Witiza, y jefe de la facción de los witizianos.

La violencia ejercida sobre Florinda, hija del gobernador de Ceuta, por el rey, llevo al conde Julián a facilitar el paso de las tropas musulmanas por el estrecho, como venganza por la censurable actuación del rey.

El avance de las tropas musulmanas desde el sur de la península es imparable, y las derrotas se suceden hasta terminar en la batalla de Guadalete, que marca la caída del imperio godo y el nacimiento de una nueva era, con unos nuevos invasores.

Pelayo herido en su orgullo y abatido por la derrota y abatido por la derrota y la muerte de Rodrigo, se vuelve a refugiar en Asturias, donde deberá tomar la decisión más importante de su vida: retirarse de la vida militar o reclutar hombres para formar un nuevo ejército y tratar de reconquistar la península Ibérica.

Las dotes de liderazgo de Pelayo como alma de la reconquista, en lucha contra los invasores daran lugar a una leyenda.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: