PSOE de Extremadura

Pedro Sánchez, candidato socialista. Autor fotografía: PSOE de Extremadura

 

El hasta ahora secretario general del Partido Socialista, Pedro Sánchez, ya es el candidato oficial de su partido a la presidencia del Gobierno. El Congreso Federal de este domingo ha ratificado su nombramiento, entre otras cuestiones, porque ha sido el único pretendiente a este cargo. Ningún aspirante ha logrado el número de avales necesarios para presentar su candidatura. Por lo que no ha sido necesario la celebración de unas primarias, como establece los estatutos del partido en el caso de que haya varios candidatos.

Clave ha sido el balón de oxígeno que ha supuesto los comicios municipales, a pesar de la pérdida de votos, unos 700.000 menos. Ha aguantado el tirón, y ha recuperado algunos bastiones socialistas. Ya ha dado su primer mitín como cabeza de lista al Gobierno. "Con humildad y emoción, acepto la candidatura a la presidencia". Tras el cierre del Comité y su proclamación, respaldada por la plana mayor de su formación.

 

Primer discurso

Sánchez ha esbosado las líneas principales de sus intenciones de gobierno, y ha abogado por un "Estado laico y federal". En un momento especialmente delicado por la intensificación del pulso soberanista del presidente de la Generalitat, Artur Mas. Por otro lado, ha insistido que el PSOE debe de liderar el cambio, un cambio que pasa por luchar en contra de la corrupción y el paro.

BARONES SOCIALISTAS

Las miradas en este Congreso Federal han estado puestas, también, en los barones territoriales, en especial, en Susana Díaz, ya que son conocidas algunos encontranazos con Sánchez. Incluso, durante unos meses se rumoreó que se presentaría ella como candidata. A este respecto, la presidenta de la Junta de Andalucía ha señalado que se dejará la piel en conseguir que Sánchez sea el próximo presidente de España. "El PSOE debe salir a no pactar, sino a ganar", zanjando por el momento cualquier atisbo de división.

Entre los presentes han estado el anterior secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, junto a José Luis Rodríguez Zapatero, último presidente socialista de España, el veterano Alfonso Guerra. Aunque, en esta elección no ha estado Felipe González por problemas de agenda. De esta manera, los socialistas cogen impulso para los meses que quedan por delante, la precampaña electoral con el objetivo puesto en el desembarco a la Moncloa.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: