Cómo pedir un préstamo personal

PEDIR UN PRÉSTAMO PERSONAL en la actualidad es una opción a tener muy en cuenta tanto si estás pensando en cubrir gastos imprevistos o en un emprendimiento, o bien simplemente salir de esas deudas que amenazan tu economía familiar.

Para ello, y antes de tomar esta importante decisión, lo más recomendable será hacer un análisis previo con el propósito de concluir si es conveniente realizarlo, la forma de encararlo y qué entidad financiera será la más adecuada para pedir un préstamo personal.

Será necesario realizar un balance en el que deberás tener en cuenta que el monto de dinero resultante tras pedir un préstamo personal es en general bastante menor que la suma que tendrás que abonar para financiarlo, por lo que deberás ser realista y evaluar tus beneficios a futuro, para afrontar esta situación exitosamente.

Una vez decidido, deberías estudiar detenidamente los términos y condiciones bajo las cuales vas a pedir un préstamo personal. Esto te permitirá tomar la mejor decisión. Será fundamental tener en cuenta aspectos como el Costo Financiero Total (CFT) y si la tasa de interés es fija o variable, así como también el costo final de cada una de las cuotas a la hora de pagar el préstamo.

Al pedir un préstamo personal, el valor del CFT es crucial, ya que resulta de la sumatoria del costo de la tasa de interés, seguros y gastos adicionales, por lo que es el verdadero parámetro en base al cual debe hacerse la comparativa de ofertas de las diferentes entidades financieras.

Si existen gastos administrativos o de otros tipos, debes analizar su costo y aplicación.

Si incluye la contratación de un seguro de vida, deberás analizar cómo será cobrado por la entidad.

Si solicitas el préstamo como consumidor final, pagarás IVA sobre los intereses mensuales abonados, lo cual repercutirá en la cuota.

En caso de que se te ofrezca la posibilidad de una cancelación anticipada del préstamo, ya sea de forma parcial o total, es recomendable que conozcas su costo.

Algunas entidades financieras te obligan a adquirir servicios adicionales como ser cajas de ahorro, cuentas corrientes y tarjetas de crédito, los cuales tienen un costo que deberás incluir en la cuota.

Otras entidades ofrecen beneficios para sus clientes con “cuentas-sueldos”, los cuales deberás analizar al momento de comparar las distintas entidades financieras que ofrecen préstamos personales.

Todas las condiciones ofrecidas por la entidad al pedir un préstamo personal, deben encontrarse en el contrato. Por lo tanto, es muy importante revisarlo minuciosamente antes de estampar tu firma, a fin de evitar futuros inconvenientes.

Luego de pedir un préstamo personal, y una vez éste ha sido pre-aprobado, el Banco se pondrá en contacto contigo para acreditar el monto de dinero solicitado.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: