Patología de DMAE

Cumplir años no es necesariamente sinónimo de ver bien. Y es que nuestra visión experimenta, a partir de los 45 años, un proceso degenerativo fruto del paso del tiempo, por lo que se llegan a sufrir diferentes PATOLOGÍAS.

La degeneración muscular asociada a la edad (DMAE) es una de las patologías más comunes relacionadas con la tercera edad y la principal causa de ceguera en mayores de 60 años. Los pacientes con DMAE ven una mancha central en el campo visual que avanza hacia la visión periférica si no se detiene su avance. Si no se detecta a tiempo, esta patología dificulta llevar a cabo tareas tan cotidianas como reconocer caras, leer o conducir y, por tanto, afecta a la autonomía y a la calidad de vida de las personas que la sufren.

Otra patología relacionada con la tercera edad y la pérdida de visión son las CATARATAS, opacidad del cristalino del ojo. Los pacientes con cataratas ven como si hubiese niebla y perciben peor los colores que las personas con una vista sana. En las primeras fases manifiestan ver destellos.

El GLAUCOMA es otra de las patologías que afectan a la vista a causa del incremento de la presión del ojo, que va acompañada de un daño en el nervio óptico. El glaucoma hace que se pierda la visión a un ritmo exponencial y, como no presenta síntomas, puede llegar a un caso de ceguera a corto plazo. Además de la DMAE, las cataratas y el glaucoma existen otras patologías vinculadas a enfermedades generales como la diabetes, la hipertensión arterial y la hipercolesterolemia.

Llevar un estilo de vida saludable, con una dieta adecuada, hacer ejercicio y no fumar, así como revisar la visión de manera periódica es la mejor forma de prevenir estas patologías, ya que cuando se manifiestan ya es demasiado tarde. Frenar el avance es la mejor arma para luchar en contra.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: