Dulces de miel

Sobre una tabla de amazar se tamizan 300 gramos de harina, con cuatreo cucharadas de levadura en polvo. Se hace un hueco en el centro y se añaden 60 gramos de mantequilla o margarina, a trocitos muy muy pequeños, un poquito de sal y un cuatro litro de leche. Se amasa rápidamente y se entiende la masa con ayuda de un rollo de amasar hasta dejarla de un grueso de unos 2'5 centímetros.

Utilizando un cortador de galletas o similares, se corta la masa en círculos de unos 7-8 centímetros de diámetro. Se colocan en una chapa de horno previamente untada en mantequilla o margarina, y se ponen al horno a unos 200ºC durante unos 12-15 minutos.

Puedes jugar a echarle fruta o frutos secos, yo siempre lo hago, le dá un toque más apetecible. Además, compensarás todo el dulce que tiene.

También adornarlos con un pequeño glaseado en polvo.

Si eres de los que les gusta los licores dulces, te recomiendo anís del mono, nunca falla, y le dá un sabor muy familiar.

Tus invitados no quedarán indiferetes ante tus pastelitos de miel.

 

Espero que os haya gustado amigos, seguriré subiendo más dulce con mucho cariño :)

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: