fotografia

Apropiado para aprovechar restos de galletas que se hayan humedecido, pero también se pueden comprar si se prefieren frescas. Este pastel es también muy apropiado para el verano ya que se conserva congelado todo el tiempo que se quiera y se puede  preparar con mucha anterioridad al día que se vaya a consumir. Los adornos que le van muy bien son los de chocolate pero si se prefieren de frutos secos o nata, también resulta delicioso y agradable.

fotografia

fotografia

PASTEL DE GALLETAS Y NATA

Ingredientes

2 paquetes de galletas María.

1 lata de leche condensada pequeña.

Medio litro de nata para montar.

Media pastilla de chocolate negro.

Mantequilla o margarina.

Un molde redondo.

 

 

fotografia

PREPARACIÓN

1º Se coloca la nata en un recipiente amplio.

2º Se le añade la leche condensada y se mezcla muy bien con una espátula.

3º Se muelen las galletas en una licuadora, también se pueden triturar colocándolas en un paño y una botella a modo de rodillo se aplastan.

4º Se monta la nata hasta que alcance el doble de la cantidad inicial.

5º Se le añaden las galletas trituradas y se mezcla todo bien.

6º Se unta el molde con la mantequilla  y se le pone toda la masa de las galletas con nata.

7º Se introduce en el congelador 4 o 5 horas.

Para adornar el pastel cuando ya está bien congelado, se derrite el chocolate y se forman rayas o cruces según se quiera y guste.

 

fotografia

Este tipo de tartas se pueden decorar también con frutos secos, nueces o almendras picadas, pues la decoración es cosa de la inspiración del momento y del arte que tenga el cocinero o cocinera.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: