Muy sabroso y sorprendente resulta este pastel de bonito que se puede hacer también con atún o salmón. Su elaboración es algo entretenida pero el resultado vale la pena ya que se consigue un plato diferente que no está nada visto y agrada tanto a grandes como a pequeños y hasta le gusta a los que no quieren comer pescado. Su apetitosa presencia pues se puede decorar a gusto de los comensales lo convierten en un bocado excelente.

fotografia

INGREDIENTES

1 bonito de un kilo más o menos.

1 vaso grandede pan rallado.

2 huevos.

2 lonchas de jamón serrano.

1 vaso de vino de jerez.

2 cebollas.

2 o 3 hojas de laurel.

1 vaso de vino blanco corriente.

sal

fotografia

PREPARACIÓN

1º Se limpia bien el bonito y se le quita toda la piel. Se pica finamente y se sazona con un poco de sal.

2º Se pone el pescado picado en una ensaladera y se le añade los huevos batidos, el jerez y el pan rallado y se amasa bien. Si queda muy blando se le añade un poco más de pan rallado.

3º Se pone toda la masa encima de un paño blanco grande y se forma un cuadrado.

4º La coloca encima las lonchas de jamón y se enrolla ayudándose con el paño. Los dos extremos se atan con un cordel de cocina.

5º Se pone una olla con abundante agua a hervir con las cebollas cortadas en trozos, el laurel y el vaso de vino blanco corriente.

6º Cuando hierve se introduce el rollo del pastel que debe estar bien atado para que no se rompa y se deja cocer  durante más de media hora a fuego mas bien lento.

7º Pasado este tiempo se saca y se pone encima algo que pese mucho para que se plaste bien y se deja hasta que esté bien frío.

fotografia

Este pastel de bonito admite cualquier decoración y se puede servir como aperitivo cortado en rodajas y acompañado de alioli, mayonesa, salsa tártara, etc. Resulta además de muy atractiva su presencia un delicioso bocado que hará las delicias de los comensales.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: