Hacer un pastel de atún para la cena es una tarea muy fácil, sobre todo, ahora en verano que llegamos más tarde a casa y nos cuesta más ponernos a cocinar. Es un plato que podemos dejar hecho horas antes.  Esta receta es muy económica y barata. Te sorprenderá la presentación, entra directamente por los ojos. No tardará más de 15  minutos en elaborarlo, y cuanto más frío esté,  más rico. Comencemos.

Ingredientes

  • Atún en aceite, varias latas

  • Pan de molde
  • Huevos cocidos
  • Mahonesa
  • Tomate frito
  • Aceitunas

 

Elaboración

Lo primero, ponemos en una cacerola a cocer los huevos, dos ó tres. Para que sea más fácil pelarlos posteriormente, echamos una cucharita de sal. Mientras que se cuecen, con unos 10 minutos bastará, adelantamos el siguente paso.

Segundo, cogemos las rebanadas del pan de molde, y le quitamos los bordes de la corteza. Aunque, ya en el mercado las venden directactamente sin la corteza.

Tercero, en un bol echamos el contenido de las latas de atún, antes escurrimos el exceso de aceite, junto con un poquito de tomate frito. Cuando ya estén cocidos los huevos, los ponemos, también, ya troceados y limpios. Reservamos uno para la presentación. Lo mezclamos todo.

Cuarto,  forramos una  fuente o plato que nos guste para la presentación definitiva con papel de aluminio, abrimos un agujero en el centro de la misma, y ahí, comenzamos a montar nuestro pastel. Rebanada de pan de molde, a continación, mezcla del atún con el huevo cocido y el tomate frito. Repartimos con una lengua, otra rebanada de pan, otra de la mezcla, y así sucesivamente, hasta que alcance una altura que nos guste. Siempre, la  última capa, la del pan de molde.

Quinto, Llega el momento de añadir la mahonesa. Con una lengua de silicona o cuchara grande, vamos cubriendo la estructura de nuestro pastel de atún. Si chorrea no importa, porque hay que cubrirlo todo con la mahonesa.  Antes  de servirlo, retiramos el papel de aluminio y nuestro plato no se habrá ensuciado.

Presentación

Una vez que tenemos nuesto pastel terminado con la mahonesa, rallamos con un rallador el huevo cocido que reservamos sobre nuestro plato. Para acompañarlo, podemos poner unas aceitunas, como si fueran la guinda de nuestro pastel. Para completar nuestra cena, podemos acompañarlo con una ensalada.  Su aspecto es inmejorable, nos recordará a un auténtico pastel de nata. Cuando lo finalicemos, al frigorífico hasta la hora de cenar. Cuanto más frío, más bueno. 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: