fotografía

Fresas, cerezas, moras, frambuesas, arándanos, grosellas, etc, todas las llamadas "frutas del bosque" protegen nuestra salud con su alto poder antioxidante. Muchos de estos frutos protegen también contra las bacterias que se suelen alojan en los intestinos, ayudan a evitar la retención de líquidos y regulan el colesterol. Antiguamente los frutos del bosque no se cultivaban como ahora que muchas de ellas ya se crían en invernaderos para cumplir con la gran demanda que estos frutos tienen. Son frutos que crecían de forma natural en arbustos silvestres y en la época medieval se recolectaban para el señor del castillo que era el dueño de grandes extensiones de terreno y bosques donde estos frutos crecían.

fotografía

La lista de frutos del bosque es muy extensa pero las más conocidas y populares utilizadas en pastelería, licores, yogures, zumos, batidos, etc, son:

Fresas, arándanos, fresones, cerezas, madroños, endrinas, moras, frambuesa, guindas, grosella, maqui, saúco, y muchas frutas más.  

fotografía

Todas ellas son muy beneficiosas para la salud ya que se encuentran cargadas de vitaminas pero si hay que destacar una entre todas son las moras que además de ser ricas en fibra sus efectos antioxidantes son muy altos y tienen además efectos antiinflamatorios por lo que previenen del cáncer. Le siguen los arándanos que favorecen el buen funcionamiento digestivo y previenen la cistitis y las infecciones urinarias en general. Todas y cada una de estas frutas nos protegen de enfermedades y luchan además contra el paso del tiempo por lo que no hay que olvidar de incluirlas en nuestra dieta diaria.

fotografía

fotografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: