En Brasil, tanto las mujeres como los médicos suelen preferir la cesárea al parto normal. El médico “puede atender más partos, ganar más dinero en su consulta y no tiene que perder el fin de semana” informa la revista Veja. Las mujeres “optan por la cesárea para evitarse dolor (aunque la recuperación de una operación cesárea es mucho más dolorosa) y porque piensan que desde el punto de vista estético resulta beneficioso para el cuerpo (lo cual no es cierto)”. En los hospitales públicos, 1 de cada 3 partos es por cesárea, y en algunos hospitales privados la proporción es de hasta el ochenta por ciento. “El parto se ha convertido en un bien de consumo —dice el doctor João Luiz Carvalho Pinto e Silva, jefe de obstetricia de la Universidad de Campinas—. La gente muchas veces se olvida de que, a diferencia del parto normal, una cesárea es una operación quirúrgica. Hay una mayor pérdida de sangre, se está más tiempo bajo los efectos de la anestesia, y la posibilidad de infecciones aumenta.” Según dicho facultativo, “solo debería practicarse una cesárea en tres circunstancias: cuando la vida de la paciente o de la criatura corre peligro, cuando no hay señales de parto o cuando surgen complicaciones al último momento”.

parto_cesarea

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: