Pareja, no siempre tengo que darte la razón

Nunca se deben aceptar las imposiciones de la pareja solo tienen un objetivo el de estar contento/a. Se debe tener claro que toda relación de pareja debe estar basada en el respeto mutuo.

Hay parejas de todo tipo, entre ellas destacan aquellas que son soberbias qué cuando surgen los desacuerdos dejan de hablar con el otro se sienten ofendidos y, esperan a que se les pida una disculpa por haberse enfrentado a ellos. Se trata de personas que tienen una autoestima muy baja y que quieren demostrar lo contrario. 

En el respeto y la comprensión está la clave

Saber escuchar al otro con respeto, educación y comprensión ante lo que está contando muestra a una persona con una autoestima estable.

Puede llegar a ocurrir que el problema se repita en más de una ocasión, si en la pareja una de las personas que la forman es insegura y busca de manera constante la continua aprobación por parte del otro, estas personas suelen tomar la vía más fácil para huir en vez de enfrentarse a la situación como adultos que son, y lo hacen con un fin el de evitar corregir una forma de comportarse que es destructiva para la pareja.

Apoyar todas las acciones de la pareja que no son las adecuadas, solo provoca que el otro vuelva a repetir lo mismo en un corto espacio de tiempo. De este modo, su actitud intolerante se convertirá en algo crónico, y todo gracias a la sumisión por parte de uno de los miembros de la pareja. Los dos entran en una especie de juego que no es sano para ninguno de ellos, ni para el flexible, ni para el intorelante. 

Esta relación de pareja solo destruye

Las parejas que mantienen este tipo de relacion solo consiguen una cosa destruir la comunicación y lo que es más importante terminan con los deseos que tenía el otro de compartir experiencias juntos. El que siempre quiere imponer su ley por encima del otro provoca que su pareja se distancie. 

Evitar traicionarse a uno mismo

Aceptar todo de la pareja lleva a que se esté traicionando a uno mismo. Cuando no se está de acuerdo en algo con el otro es mjor decirlo libremente, así se reafirma la individualidad de cada uno. Expresar las ideas de forma clara y libre, son la mejor ayuda para conocerse y así poder llegar a acuerdos que beneficien a ambos. Cuando la pareja se enfada porque no se le da la razón, se encuentra ante un problema que debe intentar resolver, y para ello debe hacer frente a su realidad. Nunca se deben sacrificar las ideas,valores o  decisiones solo por dar la razón y para mantener contento al otro, no se debe ceder a una pareja que solo pretende someter. 

 

 

 

Pareja, no siempre tengo que darte la razón

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: