Quién no ha despertado un día, y por arte de magia o brujería, se encuentran con el desayuno esperando al lado de la cama, además del desayuno un caramelo y también una barra energética, y una bolsa de gomitas y..., o empiezas el día recibiendo la llamada de tu amado(a), luego la recibes pasada media hora, luego la media hora siguiente y así todo el día (y no es para saber dónde, con quién o cómo estás, sino simplemente para decirte te quiero), o quién no ha recibido un regalo de una persona que nunca tiene detalles con uno, tal vez por que la mayor parte del tiempo se cree dueño(a) y amo(a) y señor(a) de uno. Bueno, pues si han tenido la suerte de padecer de uno de estos síntomas, han sufrido el ataque de un novio(a) meloso(a).

Como dije antes, a veces las personas sentimos que las persona con la que estamos sufre de un repentino ataque, de una necesidad de expresar sus sentimiento de forma que elige un día, un determinado día, en que se toma consideraciones con uno que jamás o hace mucho tiempo no había tomado, y terminan por tomarlo a uno desprevenido y logran a uno abrumarlo.

Pues a todas las personas que alguna vez les ha pasado esto solo les dejo un consejo: Aprovechar y tolerar. Aprovechar que tienen una persona que los quiere, que se preocupa y que ha tenido detalles con uno, y tolerar si estos llegan a ser abrumadores, quien sabe si uno de estos días se nos mete el espíritu de la melosidad y terminamos siendo nosotros los perpetradores de una día de detalles con el ser amado.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: