Marzo 18/2005 Lunes

Yo tengo la enfermedad de ser poeta, romantica incurable. Me receto tiempo, paciencia, soledad... pero no mejoro, a veces, tomo una o dos cucharaditas de amor concentrado, es un poco fuerte, da una felicidad explosiva, y a veces, unas fuertes depresiones. A veces paso la mayor parte del tiempo pensando en ti... en exceso y es entonces cuando una fría tristeza me acongoja, debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte a todas horas... altera mi mente y las ideas se diluyen. Pero aun asi no tomo pildoras de amnesia inmediata, son muy buenas me han dicho, pero prefiero seguir con mi complicado caso clinico, que vivir tranquila y olvidarte, porque ese recuerdo lo tengo adherido a la piel, pegado en mi, bien metido en el corazon...

Se dibuja una sonrisa en mis labios al escucharte hablar, no entiendo mucho, pero el sonido de tu voz es el mejor tranquilizante para mi atolondrado corazon. Silencio. Debo hacerte hablar nuevamente... no se me ocurre nada. Es tarde, y con ese calor descongelando mi cuerpo me voy a casa, a mi rincon favorito, a beberme tu recuerdo, a escribir unas lineas ó intentar escribir lo que me haces sentir. Tomo una pastilla de paciencia, pues todavía faltan muchas horas para escucharte otra vez.

Ahora beberé dulce jarabe de sueño para tenerte ahi tambien. Estes donde estes, aqui esta alguien que esta recordandote, que Te Ama, y pedira por ti en sus oraciones todas las noches...

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: