El partido jugado ayer entre las selecciones  de Argentina y Alemania da pruebas de que la fuerza y la habilidad, en ese orden, se van a imponer en el próximo Mundial.

No basta la habilidad, la de Messi por ejemplo. Los alemanes con su fuerza lo midieron tal como lo hicieron en el mundial pasado, en el que eliminaron al equipo sudamericano mĂĄs por fuerza que por habilidad.

Messi es un sĂ­mbolo del fĂștbol arte, pero que la fuerza no respeta, se lo lleva por delante y si es posible lo sacan de la cancha.

Los equipos rivales en el próximo torneo exhibirån la  fuerza necesaria pero acompañada  de habilidad, y toda la habilidad posible.

Esa cintura capaz  de driblear al mĂĄs pintado serĂĄ decisiva.Recordemos el Ășnico gol de ayer.

Dochanlu ha sugerido en un anterior artĂ­culo que el ÂŽbĂĄsquetbol proporciona esa cintura tan necesaria y Ăștil.

Lo que si es necesario recordar que los alemanes no han mostrado todas sus cartas, en todo caso tienen tiempo para rectificar.

Los equipos dueños de casa, en este caso los del continente africano jugarån su papel y de repente dan el golpe y logran las posiciones de honor. Para ello cuentan con los dos elementos señalados la fuerza y la habilidad innata que de repente viene de ancestro ,provienen de sus bailes y danzas, y no precisamente de practicar båsquet, como lo pueden conseguir los futbolistas de otras partes del mundo.

ArtĂ­culos relacionadosTodos los intitulados Para ganar el mundial. Para ganar el Mundial de SuidĂĄfrica, etc.

 

Comparte este Goo:

ÂżTiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: