Papisa Juana, la leyenda

En el siglo IX una mujer tuvo la oportunidad de acceder al Papado. 

El año 822 nació en Alemania, Juana. Era hija de un predicador llamado Gerbert y de Elizabeht. Juana creció en un ambiente marcado por la religiosidad y la educación. Siempre mostró mucha curiosidad por todo lo relacionado con los evangelios. 

Quiso hacer estudios que estaban vetados para las mujeres

Según iba pasando el tiempo, Juana se dio cuenta de que la única manera que tenia para ampliar los estudios era haciendo la carrera eclesiástica, algo que en aquella época era prácticamente imposible para una mujer, ya que tenían vetado el acceso a los mismos. 

Un dia se le ocurrió una idea que sería la solución para continuar estudiando se cambió el nombre por el de Johannes Anglicus.

Así con su nuevo nombre, pudo entrar como copista en la iglesia, y de este modo tuvo la oportunidad de hacer viajes por los distintos monasterios en los que tuvo la ocasión de relacionarse con los personajes más influyentes de aquella época. 

Su llegada a Roma y como accedió al Papado

Por lo amplios conocimientos que tenía sobre diversas materias dejó impresionados a muchos, lo que le facilitó la tarea para que el Papa Leon IV, le nombrara secretario personal, por lo que Johannes tuvo que irse a vivir a Roma. 

Al morir el Papa, Juana se las ingenió para que la nombraran nuevo Papa, accedió al Papado con el nombre de Juan VII.

La verdad y su muerte

Cuando llevaba dos años de Papado, tuvo varios encuentros con un embajador, como resultado de los mismos se quedó embarazada. 

Aunque intentó ocultarlo el mayor tiempo posible, todo se fue al traste un día que estaba montando a caballo lo que provocó que diera a luz y también le acarreó la muerte. 

Nadie conoce el verdadero origen de la leyenda

Las explicaciones en torno a la leyenda  no están nada claras, algunos dicen que tiene su origen en que el Papa Juan VIII, era conocido como la papisa ya que era débil ante las decisiones de la iglesia de Constantinopla. 

Sea como fuera La Papisa Juana, siempre estará rodeada de misterio. 

 

 

 

 

 

 

Papisa Juana, la leyenda

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: