fotografia

Endurecer las penas por el blanqueo de capitales que durante años se ha venido realizando en el Banco Vaticano ha sido el objetivo del nuevo Papa desde que pisó el Vaticano. Para no hacerlo de frente ha usado la treta, de dar una de cal y otra de arena. Ha empezado por las rebajas y ha eliminado la ley de cadena perpetua que regía actualmente en la Ciudad del Vaticano y ha dejado las penas máximas en 30 y 35 años de condena que considerando las edades de los prelados que pueden delinquir se quedan como estaban, e aquí el ingenio del Papa. 

fotografia

El estado de la Ciudad del Vaticano es un miniestado de 44 hectáreas y con una población que no llega a los 1000 habitantes por lo que es el país más pequeño del mundo y tiene como lengua oficial el latín aunque lo que más se habla es en italiano. Alberga la Santa Sede que es la máxima institución de la Iglesia Católica siendo la máxima autoridad y Jefe del Estado el sumo pintífice que relega las funciones de gobernar al secretario de Estado, no obstante, ya se comprende que las decisiones más importantes las decide el Papa de turno en el Vaticano.

fotografia

Este pequeño país comenzó su andadura en 1929 tras los llamados Pactos de Letrán celebrados entre la Santa Sede y el entonces Reino de Italia gobernado por Benito Mussolini que era el primer ministro con poderes dictatoriales. Más tarde, cuando estalló la Segunda Guerra Mundial el Vaticano se declaró neutral.

fotografia

El actual Papa Francisco es el primero en dictar cambios en las leyes y de "Motus Proprio" elimina la cadena perpetua dejando las máximas penas en 30 y 35 años. A cambio de esta digamos buena acción, carga contar la pederastía, harto de tantos ríos de tinta como han corrido por esta causa por el mundo, ahora tendrán condenas más duras. Lo mismo serán condenas más largas para los defraudadores y corruptos que puedan haber aún en el Banco Vaticano pues ya se ha cargado algunos. De este modo, con una de cal y otra de arena, se ha propuesto llevar a cabo lo que al principio dijo, que iba a limpiar el Vaticano y muchos entonces no le creímos.

fotografia

También incluye figuras delictivas relacionadas con delitos contra la humanidad y tiene previsto castigos contra el genocidio y el Aparheid. Ha modificado también algunos artículos del Código Penal del Vaticano para que configuren delitos de sustracción de documentos y dibulgadión de secretos por lo que fija penas de 6 meses a dos años pudiendo alargarse hasta 8 años según sea el delito, con multas además e inabilitación. Bergoglio nos ha resultado el experto juez que tanta falta hacía en este pequeño pero gran país que es el Vaticano donde toda la comunidad católica mira como el muro que sostiene la fé tan en peligro en los tiempos duros que vivimos.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: