fotografia

Día histórico el pasado martes para la Iglesia al dar el Papa Francisco un paso más en su propósito de regenerar la tan deteriorada Iglesia Católica por las actuaciones los clérigos despreciables que no deberían estar en las Iglesias sino en las celdas carcelarias. El ex nuncio polaco en la República Dominicana  Josef Wesolonski, por voluntad expresa del Papa ha pasado de momento a un arresto domiciliario en el Colegio Penitenciario en el Palacio del Tribunal Vaticano.

fotografia

Es la primera vez que se da el importante paso desde en Vaticano de arrestar a un alto cargo (antes se ocultaba) y esta vez ha sido por orden expresa del Papa. Este personaje ya había sido expulsado del sacerdocio cuando lo declararon culpable de abusos a menores en la República Dominicana y esta es la sanción prevista por el derecho canónigo. Pero ahora el Papa ha ido más allá y el tribunal ha dado apertura a un proceso penal y lo han puesto bajo arresto domiciliario hasta que sea juzgado.

fotografia

Desde 2013, la Santa Sede ordenó el regreso de Wesolowski cuando surgieron los rumores de que este había abusado de varios menores. Las autoridades dominicanas abrieron investigaciones pero dado que disfrutaba de inmunidad diplomática por el Vaticano no se pudieron presentar acusaciones pero una vez destituído ya pueden las autoridades de Santo Domingo reclamarlo para juzgarlo. Por todo ello, el Vaticano ha decidido juzgarlo y si es condenado que cumpla en una cárcel italiana.

footgrafia

Este caso servirá de ejemplo para todos los religiosos y muy especialmente para los altos cargos que siempre se libraban de ser juzgados pues ya ha puntualizado el Papa que ningún sacerdote ni cardenal tendrá privilegios cuando se trate de abusos sexuales. Lo malo es que todo el daño que se hizo a los menores durante tantos años y que quedaron traumatizados ya no se puede remediar.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: