bebé con pañal

Un bebé de un año y medio cayo de un tercer piso en la ciudad de Recife, nordeste de Brasil.

Sobrevivió al accidente porque su pañal se quedo enganchado en la verja del muro que daba la entrada al edificio, informaron los medios locales.

"Mi hijo nació de nuevo" comentó Alexandre César Massaneiro, padre del bebé que se fracturó una costilla y la costilla izquierda.

El bebe Caua Felipe Massaneiro se encuentra ingresado en un hospital de la ciudad, donde evoluciona favorablemente de las pequeñas fracturas ocasionadas por el golpe,  dijeron portavoces del Hospital Memoria Sao José.

La caída, desde diez metros de altura, pudo haberle causado la muerte, pero afortunadamente solo quedó en un susto porque el pañal frenó el golpe y evitó que el bebé cayese directamente al suelo. Caua Felipe estaba jugando con su hermano de tres años cuando se subió al sofá, se asomó a la ventana y cayó al vacío.

En su caída se golpeó contra la ventana abierta del segundo piso y en un paraguas abierto que estaba tendido y abierto para secarse en el primer piso. Testigos dijeron que durante algunos instantes el niño quedó suspendido en las púas de la verja de un muro de dos metros de seguridad, hasta que el pañal se abrió por completo y el bebé cayó al suelo.

La policía investiga una eventual negligencia familiar en el accidente.

Mapa Recife. Brasil

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: