el pan diario

¡Bienvenidos a Nuestro Pan Diario!

Mi objetivo es extender la palabra de nuestro Señor Jesucristo, haciendo llegar el mensaje de manera simple y eficaz, a través de estas cortas pero hermosas reflexiones que abarcan los aspectos  del diario vivir. Espero que mi esfuerzo sea de bendición para ti y los tuyos. ¡Dios te bendiga!


No te quejes de las espinas que tienen las rosas; da gracias por las rosas que hay entre las espinas.


El amor es imán que atrae a los creyentes entre si y a los incrédulos a Cristo.


Si quieres manejar una situación dura, prueba con una respuesta blanda.


El pecado produce temor; la confesión da libertad.


La oración que se hace en nombre de Jesús es una línea directa a Dios.


No puedes perder si sigues el plan de juego de Dios.


La rendición es victoria si nos rendimos a Dios


En el camino de la madurez espiritual no hay atajos.


La Biblia bien leída es señal de un alma bien alimentada.


Vive para obtener la aprobación de Dios y no la de los hombres.


Hallamos ánimo para seguir cuando nos arrodillamos delante del señor.


Nuestra ciudadanía en los cielos define nuestras responsabilidades aquí en la tierra.


En el fuego de la tentación, no pierdas la calma.


Nadie es demasiado bueno o demasiado malo para calificar para la salvación.


La alabanza a Dios llega naturalmente cuando cuentas tus bendiciones.


Puede que las personas que menos nos gusten sean las que más necesitan de nuestro amor.


Confiar en Dios puede convertir una prueba en un triunfo.

 

El que vive solo para esta vida tendrá toda la eternidad para lamentarlo.

 

El mayor gozo de la tierra es la esperanza segura del cielo.

 


Cuando recibes a Cristo te conviertes en heredero de las riquezas del cielo.


Si sigues mirando atrás no puedes progresar espiritualmente.


La fe en la bondad de Dios mantiene viva la esperanza.

 

El dinero es un buen siervo, pero un amo tremendamente malo.


La obediencia a la palabra de Dios es la receta del éxito espiritual.

 

Un pequeño acto de amabilidad puede tener múltiples resultados.

 

La acción de gracias es un curso del que nunca nos graduamos.

 

Dios nos invita a echar sobre Él el peso que tenemos encima.

paisaje

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: