El pan con tomate es la mejor opción de comida rápida saludable por sus valiosas cualidades nutritivas.Típica receta de la cocina catalana, valenciana y balear, los expertos en cocina tradicional situan el origen del pan con tomate en el siglo XIX en el mundo rural, cuando, para aprovechar el pan seco sobrante se frotaba con tomate y aceite. Con un origen humilde, en la actualidad, no obstante, el pan con tomate figura en la carta de  los mejores restaurantes, como acompañamiento de jamones y embutidos, y muchos cáterings lo incluyen como plato innovador,  si bien cada vez se extiende más su consumo por muchas zonas de España, y muchos chefs internacionales la tienen entre sus recetas más saludables y exquisitas.

 La forma de preparación es muy sencilla, y sus ingredientes forman parte de nuestra dieta mediterránea, por lo que resulta muy aconsejable por su valor nutritivo y por resaltar el sabor de muchos alimentos:

Sólo necesitamos pan tipo rústico, de payés o similar, aunque sirve cualquier tipo de pan cortado en rebanadas, que también se pueden tostar previamente.

 Se trata de frotar el tomate crudo, que debe ser maduro, tipo de ramillete o “de colgar”, partido por la mitad, sobre el pan. A continuación aliñamos con un poco de sal y aceite de oliva (en este orden), y se sirve al momento para que no se empape demasiado y quede reblandecido.

Podemos sustituir las hogazas de pan por panecillos tipo viena, pan de molde o tipo "baguette" para conseguir unos bocadillos mucho más apetitosos, sobretodo los que se preparan con jamón, longaniza o tortilla a la francesa. Quedarán, además, más esponjosos y serán muchos más sanos y nutritivos. Un plato delicioso que podemos encontrar en los mejores restaurantes es el pan con tomate y jamón serrano, que se puede acompañar con aceitunas, vino tinto o una buena sangría, todos ellos productos estrella de nuestra gastronomía.  Hay establecimientos especializados en la elaboración de recetas con pan con tomate, principalmente acompañando jamón, embutidos, quesos y patés. Suelen servirlo ya cortado y con todos los demás ingredientes en un plato aparte para poderlo acompañar. También es frecuente encontrar en muchas cartas de los mejores restaurantes raciones de pan con tomate para acompañar cualquier plato o como entrante. Existe también una variedad de pan, el “pan de coca”, similar al tipo “xapata” pero más dulce, que queda delicioso con tomate y aceite, y las rebanadas de pan tostado con tomate y aceite resultan ideales para carnes a la plancha, a la brasa, croquetas, tortillas... Incluso algunos restaurantes sirven el pan tostado y los ingredientes aparte para que cada cual se lo aliñe a su gusto: tomates ya cortados por la mitad,aceite, sal, y, para los amantes de los sabores fuertes, unos dientes de ajo que se frotan antes para realzar su sabor.

La cocina tradicional española es muy valorada por su alto valor nutritivo, y el pan con tomate con jamón, principalmente, es cada vez más conocido fuera de nuestro país. Muchas personas que han viajado a Londres recientemente afirman que su consumo se empieza a generalizar, y en Estados Unidos prestigiosos chefs de nuestro país lo están introduciendo con mucho éxito, siendo a la vez un plato de gran categoría pero de sencilla elaboración, cuyo secreto radica en la calidad de sus ingredientes.

El pan con tomate constituye,  así, una alternativa a los platos preparados, al "fast food", porque su elaboración es rápida y sencilla, y en las zonas donde más se consume es típica la expresión: " “ir a comer un pan con tomate”" para referirse a una cena rápida cuando no se dispone de mucho tiempo en los establecimientos especializados, o bien en casa para una comida improvisada : Jamón, embutidos de toda clase, queso, tortilla, conservas... y un sinfín de ingredientes que, combinados con el pan con tomate, constituirán un plato nutritivo y de fácil preparación. Incluso si no disponemos de pan del día y el que nos queda se ha quedado un poco seco... no hay ningún problema. El tomate y el aceite lo dejarán esponjoso y tierno. No olvidemos que, al fin y al cabo, en la receta original el pan con tomate se elaboraba precisamente con pan del día anterior, que, según los expertos, es mejor para preparar el auténtico pan con tomate.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: