1. Artigoo.com
  2. »
  3. Salud y Medicina
  4. »
  5. Enfermedades
  6. »
  7. Arritmias: Palpitaciones, vuelcos de corazon y la fibrilación auricular

Arritmias: Palpitaciones, vuelcos de corazon y la fibrilación auricular

El latido del corazón no se percibe en condiciones normales, pero cuando esto ocurre lo denominamos palpitaciones. La inmensa mayoría de ellas no suelen tener importancia, pero siempre hay que consultar con un especialista si duran horas, son frecuentes, se acompañan de otros síntomas o si previamente se está diagnosticado de alguna enfermedad cardíaca.

Las palpitaciones son un síntoma, no una enfermedad. Podemos definirlas como la percepción desagradable de latidos fuertes o rápidos del corazón. Pueden ser provocadas por una gran variedad de situaciones que conllevan alteraciones en el ritmo o en la frecuencia cardíaca. Los pacientes las definen de diversas maneras, siendo las más frecuentes: “tengo palpitaciones”, “el corazón me late deprisa”, “tengo muchas pulsaciones”, “me noto un latido en el cuello o en el pecho”, “me noto un vuelco en el pecho”, etcétera.

Normalmente el corazón late entre 60 y 100 veces por minuto. Se denomina bradicardia a un ritmo del corazón menor de 60 latidos por minuto (sin embargo, hay un determinado grupo de personas que tienen una bradicardia no patológica; por ejemplo aquellas que hacen ejercicio habitualmente y también aquellas que toman medicamentos que reducen el ritmo cardíaco) y se denomina taquicardia a las frecuencias cardíacas mayores de 100 latidos por minuto. La fibrilación auricular (FA) la arritmia más común.

Sus causas

Las palpitaciones son un síntoma muy habitual por las que se consulta en numerosas ocasiones tanto en los servicios de urgencias como en las consultas de atención primaria.

La causa más frecuente son las situaciones emocionalmente intensas. En ellas nuestro organismo segrega una sustancia llamada adrenalina que hace que nuestro corazón funcione más rápido y con más fuerza. Ejemplo de ello es lo que siente un estudiante delante de su profesor en un examen oral, lo que siente un portero a punto de recibir el chutazo del delantero en un penalti o lo que una pareja de novios sienten al compartir esos maravillosos primeros besos. Estas situaciones reflejan lo que solemos denominar ansiedad y que se caracterizan porque el corazón tiene un ritmo regular y normalmente una frecuencia mayor a la que tiene en reposo. También se debe sospechar que ésta es la causa cuando las palpitaciones se acompañen de angustia, sensación de cuerpo extraño en la garganta, mareos o alteraciones de la sensibilidad en las manos y en la cara.

Parecida a estas situaciones anteriores son las palpitaciones referidas por las mujeres en el síndrome menopáusico. En estos casos, suelen acompañarse de bochornos y sudoración. Se deben a los trastornos hormonales que se dan en esa etapa de la vida en la mujer.

Las palpitaciones son un síntoma, no una enfermedad. Pueden ser provocadas por una gran variedad de situaciones que conllevan alteraciones en el ritmo o en la frecuencia cardíaca

Pero también puede ser reflejo de alguna situación anormal en el organismo. Cuando las palpitaciones las notamos instantáneamente como “vuelcos” o “sacudidas” aisladas, suelen tratarse de extrasístoles. Éstas son latidos adelantados al ritmo normal del corazón. La sensación de que el corazón se ha “detenido” suele correlacionarse con la pausa compensadora que sigue a la extrasístole. Dichas extrasístoles no suelen tener importancia en caso de personas con un corazón sano a excepción que desencadenen ritmos rápidos del corazón (taquicardias) mantenidas durante minutos u horas. No debemos olvidar que sí pueden tener más importancia en aquellos casos de enfermedad estructural cardíaca, en cuyo caso debemos consultar con un especialista.

Por último, otro síntoma que debemos tener presente son aquellas palpitaciones frecuentemente referidas como de comienzo y fin de forma abrupta, en cuyo caso suelen tratarse de taquicardias organizadas, que deben ser evaluadas también por un especialista.

¿Cómo se diagnostican?

El diagnóstico se consigue siempre que se realice un electrocardiograma en el momento de tener las palpitaciones. Sin embargo, esto no siempre es posible. El paciente suele consultar y ser atendido horas o días después de haber notado dichas palpitaciones. Normalmente, el profesional médico que lo atiende hará preguntas sobre sus síntomas; es lo que se denomina hacer una historia clínica de sus palpitaciones. Además, se realizará un examen físico en el que incluirá la auscultación del corazón y la toma de la tensión arterial y con toda seguridad se realizará un electrocardiograma. Con esta evaluación inicial es muy probable que se llegue a un diagnóstico en la mayoría de los pacientes.

Sin embargo, puede ser que el médico, en algún caso, necesite más pruebas. Entonces se suele comenzar por realizar pruebas no invasivas como una ecocardiografía, una monitorización durante 24 horas (holter) o una prueba de esfuerzo si existe relación de las palpitaciones con dicha actividad. En casos muy excepcionales, será conveniente hacer otro tipo de pruebas como estudios electrofisiológicos o implantes de dispositivos subcutáneos de monitorización (holter insertables).

¿Cómo se tratan?

El tratamiento depende de la causa de las mismas. En la mayoría de los casos no es necesario realizar ningún tratamiento porque el corazón funciona correctamente.

Las recomendaciones más importantes en estos casos consisten en no fumar, evitar el alcohol, el café, el té, las bebidas de cola, hacer una dieta equilibrada con pocas grasas evitando las comidas copiosas, hacer ejercicio, comprobar periódicamente la tensión arterial, el colesterol y el azúcar, y sobre todo evitar el estrés.

Si las palpitaciones son frecuentes, sobre todo si hay dolor de pecho, falta el aire, aparecen mareos o el paciente padece enfermedad del corazón, puede tener otro problema que puede requerir tratamiento específico, por lo que debe consultar con el especialista.

Comparte este Goo:


¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo:

Comentarios:

  1. Escrito por Maru33
    Fecha: 2010-03-31 18:41:28

    Cuidarse y prestar atenciòn a los sìntomas que nos da el cuore, es fundamental para llevar una vida plena. Me gustò este artìculo. gracias por compartirlo.

  2. Escrito por anonimo
    Fecha: 2010-08-23 02:13:24

    Soy una persona sana del corazon, me hecho examenes hasta perfusion miocardica y todo esta muy bien. Tuve hace meses situacion de ansiedad pero he sido tratada y me he sentido mas tranquila. He mantenido dolor en el pecho que ha mejorado pero no he tenido antes sensacion de palpitaciones fuertes, se me ha subido el ritmo cardiaco en momento de golpe y en esas subida me ha dado escalofrios, este ultimo mes me ha sucedido. Estoy tomando medicina homeopatica que se llama lachesis mutus 0/60. Como les informo he estado mucho mas traquila que antes, que puede estar generando las palpitaciones? Debo tener miedo de algun evento fatal cuando me sucede?

    1. Deja tu comentario:

      Si quieres recibir un mail cuando alguien responda un comentario en este goo, marca esta casilla.