catedral

PALMA DE MALLORCA: UNA CATEDRAL REFLEJADA EN EL MAR

   La catedral de Palma de Mallorca reflejada en el mar es una de las más bellas imágenes que ofrece la capital de las Islas Baleares, ciudad ya de por sí hermosa y llena de atractivos. Palma se halla en la bahía de su nombre, y es por tanto una ciudad que vive de cara al mar, por lo que gran parte de su actividad gira en torno a sus playas, su puerto, sus deportes náuticos. Y hasta la catedral, construida sobre una elevación en el casco antiguo de la ciudad de Palma de Mallorca, se asoma a ver ese precioso mar Mediterráneo que la rodea. Es algo muy inusual en todo el mundo que una catedral esté construída tan cerca del mar que se pueda ver su reflejo en él. Quizás hasta sea la única.

   Cuenta la historia que cuando el rey Jaime I de Aragón se acercaba por mar a la isla de Mallorca para conquistarla, fue sorprendido por un fuerte temporal, y al ver su vida en peligro, rezó a la Virgen y le prometió construir en su honor una gran iglesia en Palma de Mallorca, junto al mar, si lo salvaba de morir. Hombre de palabra, Jaime I hizo comenzar las obras nada más conquistar la isla de Mallorca, en 1229, aunque se necesitaron más de tres siglos para terminar esta bella catedral.

catedral

   La catedral de Palma de Mallorca, llamada de Santa María y conocida localmente como la Seu, es de estilo gótico levantino y destaca por su belleza, luminosidad y espaciosidad, dando un especial carácter al paisaje urbano de la ciudad de Palma. Esta catedral posee una planta con tres naves acabadas en tres capillas, en una de las cuales están enterrados los reyes Jaime II y Jaime III de Mallorca. Su nave central alcanza los 44 metros, la más alta de España y la tercera de Europa, sólo superada por la nave de la catedral de Beauvais en Francia, 48m, y la de la catedral de Milán en Italia, 45 m. Muchos arquitectos, escultores y pintores colaboraron en la construcción y decoración de la catedral de Palma de Mallorca, e incluso en tiempos más recientes Antonio Gaudí hizo unos trabajos de reforma en el coro y en el púlpito de esta catedral.

   El interior de la catedral de Palma de Mallorca es muy luminoso gracias a una serie de vidrieras y a varios rosetones, esas ventanas circulares típicas de la arquitectura gótica. Destaca especialmente el rosetón mayor, apodado el ojo del gótico, pues se trata del más grande del mundo, con 150 metros cuadrados de superficie formada por más de mil doscientos cristales, y con la peculiaridad de tener dibujada una gran estrella de David. Dos veces al año, una en noviembre y otra en febrero, se produce un precioso fenómeno luminoso dentro de la catedral, ya que los rayos de sol penetran por uno de los rosetones proyectando su imagen con todo su colorido en la pared opuesta, justo debajo del otro rosetón, permitiendo ver dos círculos de luz y de color como si formasen un ocho mágico.

En 1931 esta catedral fue declarada Monumento Histórico Artístico

palma de mallorca rosetón catedral

Palma de Mallorca: una catedral reflejada en el mar

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: