fotografia

Derroche económico del reinado de Carlos III llamado "El Noble", fue un capricho del monarca y de su esposa Doña Leonor de Tratámara que se propusieron deslumbrar a sus invitados construyendo un bello palacio con tantas habitaciones como días tiene el año. Torreones de incomparable belleza, miradores espléndidos desde donde se contempla toda la villa de Olite, etc, una construcción que se realizó sobre otro antiguo palacio que deslumbraba a los que pasaban por esta villa medieval.

fotografia

En la época que se construyó se consideraba una de los palacios más bellos de Europa y en la actualidad de observan tres construcciones, el Palacio Viejo, que hoy alberga el Parador Nacional de Turismo, las ruinas de la Capilla de San Jorge y el Palacio Nuevo que es el que impulsó en el siglo XV el rey de Navarra Carlos III. Este palacio en la actualidad se puede visitar por libre, no obstante, se recomiendan las visitas guiadas pues de este modo se conocen historia y secretos que este hermoso palacio encierra.

fotografia

Carlos III y su esposa Leonor fueron los artífices de la construcción de los bellos jardines, estancias, galerías, torres y patios que dan el aspecto majestuoso al palacio que tiene también aspecto de castillo. Durante el reinado de Carlos III y su esposa la localidad de Olite disfrutó de mucha prosperidad y en el palacio se dieron fiestas suntuosas con músicos que amenizaban comidas con cientos de comensales. También bailarinas y enanos se dedicaban a divertir a los invitados.

Cacerías por los montes cercanos y torneos alegraban la vida de los cortesanos hasta que en 1415 murió Doña Leonor y diez años después Carlos III y el palacio pasó a manos de su hija Blanca que era la heredera.


fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: