La Palabra viva (Juan  2:25)

LA PALABRA VIVA (Juan 2:25)

¿Cómo se llama la aventura diaria de experimentar la solución de Dios a cada problema en lugar de nuestra propia solución? ¿Estamos dispuestos a dejarnos poseer por la Palabra viva cada día?

Juan se refiere aquí no es sencillamente a algo que conseguiremos algún día en el cielo, sino que es algo que podemos experimentar y disfrutar ahora. En otras palabras, la vida eterna, la palabra viva es la aventura diaria que nos permite experimentar la solución de Dios para cada problema en lugar de aplicar la nuestra. Es el descubrimiento del programa de Dios para cada oportunidad, en lugar del nuestro.

La vida se convierte en una monotonía, en un aburrimiento, en una rutina que nos deja totalmente sin interés y deseando no tener que participar en ella. Ese es nuestro programa. Con la debilidad de nuestro propio intelecto, dependiendo de nuestros propios recursos humanos, podemos intentar resolver el problema y, cuando lo hacemos, el resultado es inevitablemente el mismo.

Cada obstáculo se convierte en una gloriosa oportunidad para que se manifieste la plenitud de la gloria, la sabiduría y el poder que se encuentran en el Dios que ha venido a vivir y a hacer Su hogar en nosotros. Si lo que usted escuchó desde el principio permanece en usted, le será a usted también posible permanecer en el Hijo y en el Padre. ¡Esa experiencia representa la vida eterna!

Padre, concédenos, en medio de las débiles búsquedas de nuestro corazón, descubrir la vida eterna, La Palabra viva en mi experiencia diaria. Amén

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: