palabra

LA PALABRA ES NUESTRO MEJOR ARMA

LA PALABRA NO MATA, PERO OFENDE

LA PALABRA ES NUESTRO MEJOR ARMA. Aplicada con conocimiento y sabiduría en el momento preciso nos puede aportar grandes beneficios en la vida. De hecho, no hay nada que se le resista. Sin embargo, es un arma de doble filo, ya que puede hacer mucho daño cuando no es usada con buen propósito. Una palabra mal colocada o usada en una situación equivocada puede enemistar a naciones. Los malos entendidos son el lado oscuro de esta arma, la única que se puede usar sin matar a nadie; no obstante, el dolor y las huellas que deja atrás son duraderas en el tiempo.

LA PALABRA ES NUESTRO MEJOR ARMA

La palabra es un arma que podemos usar a nuestro favor o en nuestro contra, según el uso que le demos. Para obtener resultados positivos, conviene tener en cuenta una serie de aspectos:

  1. cuál usamos
  2. cuándo la usamos
  3. cómo la usamos
  4. a quién la aplicamos
  5. cuidar el tono y el volumen
  6. saber esperar el momento adecuado
  7. preparar bien el conjunto de palabras
  8. tener en cuenta un correcto lenguaje corporal
  9. usar empatía y, muy importante....
  10. … saber escuchar y
  11. saber observar

A menudo pasa que deseamos comunicar algo con buenas intenciones. Sin embargo, el no saber decirlo de la forma ni en el momento adecuado podemos obtener un resultado completamente contrario al que en realidad pretendíamos. Por tanto, las prisas no llevan a ningún buen cauce.

LA PALABRA NO MATA, PERO OFENDE

Antes de hablar, debemos aclarar las ideas. Conviene hacerse una serie de preguntas:

  • ¿A quién nos vamos a dirigir?
  • ¿Qué queremos transmitir?
  • ¿Qué pretendemos conseguir?
  • ¿Cuál será la forma adecuada?

Un análisis previo nos ayudará a conseguir una comunicación eficaz y, consecuentemente, a conseguir unos resultados adecuados.

La palabra mal usada crea mal entendidos; sobre todo, si hablamos con una persona que no conozcamos bien. Los mal entendidos crean tensión y desconfianza. Como resultado, se establece una barrera que nos dificulta llegar hacia la persona y obtener lo que necesitamos o queremos. Por tanto, es aconsejable usar siempre, aunque nuestro interlocutor sea una persona de confianza, un lenguaje correcto, educado y respetuoso. El tono debe ser suave, nunca levantando el tono de voz, y se debe cuidar el ritmo de las palabras. Es decir, ni hablar demasiado rápido, porque el interlocutor probablemente no nos entienda y pida que lo repitamos, ni hablar demasiado despacio, porque lo quitamos el tiempo a nuestro oponente. Este se puede aburrir si debe esperar demasiado tiempo hasta que averigüe finalmente qué es lo que queremos y se puede ir acabando la conversación antes de tiempo.

Tampoco es prudente hablar en caliente, desde la furia. En esta situación es difícil controlar el lenguaje y mantener la compostura en todo momento. Si hablamos desde un estado furioso, hay un 99% de probabilidades de que el resultado será desastroso. Si, al contrario, nos llegan a hablar en caliente, lo más sabio será no contestar en el momento, para no dar más leña al fuego. O la discusión y posible ruptura de una amistad o cualquier tipo de relación estará asegurada.

Para obtener buenos resultados es imprescindible saber expresarse correctamente para que la conversación fluya y la comunicación sea eficaz. Sobre todo, si las personas que conversan pertenecen a diferentes nacionalidades, donde influye el factor de las distintas ideologías, culturas y costumbres.

LA PALABRA ES NUESTRO MEJOR ARMA

Aprender a usar bien las palabras aporta muchos beneficios a nuestra vida y nos lleva al éxito, porque podemos conseguir prácticamente todo lo que nos propongamos. Podemos ganarnos muchas amistades, compañeros y seguidores si nuestras expresiones son las adecuadas. La palabra nos ayuda a abrir muchas puertas en nuestra vida.

De la palabra dependen si ganamos un amigo o enemigo. Una palabra puede alegrar, curar, pacificar, invertir, hacer saltar lágrimas y risas, así como asustar, preocupar, molestar... Siempre debemos de tener en cuenta el propósito que perseguimos.

palabra

palabra

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: