Los pájaros

Me agarre fuertemente a su cuerpo, igual que una niña pequeña que tiene miedo, él coloco sus manos en mi espalda acariciándola. Me dio un suave beso en la frente, levante la cabeza y un pájaro volaba por encima nuestro, el pájaro cantaba una dulce melodía transmitiendo algo que no se observaba, sin embargo, nada era casual actuaba de determinada forma por algo.

Los pájaros utilizaban los instintos para moverse, el placer era lo que buscaba, igual que nosotros. El pájaro seguía cantando, y desplegaba sus plumas azuladas volando alrededor nuestro.

El árbol que se encontraba detrás nuestro, repleto de hojas marrones apunto de caer, guardaba entre sus ramas a otro pájaro de verdes alas. Paseaba por las ramas observando al otro pájaro que volaba dando vueltas y mostrando una y otra vez sus alas emplumadas. El pájaro azulada decidido descender y posarse en una de las ramas del árbol, alejado de donde se encontraba el otro pájaro. Cantaba una elegante melodía que hacia atraer la vista del otro pájaro, mientras tanto comenzó a bailar por la rama, de adelante hacia atrás, a la vez que giraba, consiguió cambiar de rama y posarse en la del otro pájaro. Esta vez estaban los pájaros juntos en la misma rama.

Extendió sus alas azuladas para arropar al otro pájaro entre ellas y entonces fue cuando nos miramos a los ojos y nos reconocimos. Más viejos, más cansados del mundo pero siendo tan inocentes como siempre.

Pajáros como nosotros

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: