Padres superprotectores

Agunos padres tienden a proteger en exceso a sus hijos, sin darse cuenta del enorme daño que esto les provoca tanto a ellos como a los niños. 

Incluso en ocasiones ese exceso de protección puede afectar también a terceras personas. La principal consecuencia es que los hijos cada vez dependerán más de sus padres. 

Al llegar a la edad adulta serán incapaces de hacer algo sin contar con la opinión de los padres, convirtiéndose en personas muy inseguras, sin capacidad para tomar una decisión por ellos mismos. 

Mientras que durante la infancia serán niños demasiado caprichosos, solo tendrán una pretensión conseguir que todos los que les rodean agachen la cabeza y se sometan a sus deseos siempre. En la adolescencia, se convertirán en auténticos maestros de la manipulación siendo sus principales víctimas sus padres a los que mentirán a la menor oportunidad que tengan. 

Las consecuencias del exceso de protección en la edad adulta

Estas personas cuando lleguen a la edad adulta serán posesivas, oportunistas e inmaduras. Esto último adquerirá mayor importancia en el momento en el que decidan mantener una relación estable o contraer matrimonio, ya que necesitarán la aprobación de sus padres. 

Cuando aparezcan las discrepancias lógicas de cualquier relación, acudirán a pedir la ayuda de sus padres y la intervención de estos puede provocar la ruptura de la relación por la dificultad que supone el no ser capaz de tomar una decisión. 

Si los padres no caen en la cuenta del daño que están haciendo a sus hijos estos siempre serán inseguros y dependientes. 

La solución es pedir ayuda profesional

Llegará el momento en el que las personas que han sufrido este problema se den cuenta de que la forma en la que han actuado con los demás no ha sido la apropiada. Y que posiblemente esa sea la causa que les ha impedido mantener una buena relación con ellas.

Por eso la solución más acertada es acudir a un profesional que les ayudará a solucionar el problema de la mejor manera posible. Ya que si intentan solucionarlo ellos solos volverán a cometer los mismos errores una y otra vez. Y con ellos siempre seguirán dando órdenes en vez de pedir o siempre recurrirán a los gritos en vez de mantener un dialogo.

 

 


 

 

Padres superprotectores

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: