Padres que son vedugos

Desde hace unos años nos tenemos que enfrentar a noticias que hablan de padres que son verdugos de sus hijos. 

Las portadas de los periódicos son ocupadas en ocasiones por noticias que suelen escapar al entendimiento del ser humano. La muerte de un hijo a manos de uno de sus progenitores no deja indiferente a nadie y; solo se puede sentir rabia e impotencia ante esta crueldad.

Pero no solo son noticias sobre asesinatos, sino que también se hace referencia a aquellas que tienen que ver con hijos que son maltratados por los padres algunos durante años. 

Intentando encontrar una explicación para que un padre sea un verdugo de su hijo

Se ha comprobado  que alguien que durante su niñez ha sido maltratado tiene muchas posibilidades de ser un maltratador de adulto.

Cuando quien comete el acto de violencia sobre el hijo es el padre, el papel de la madre pasa a jugar un papel fundamental ya que en determinadas ocasiones no está de acuerdo con la forma de actuar del padre, pero no puede hacer nada ya que ella también puede llegar a ser víctima. Al mismoo tiempo, puede que suceda la contrario que la madre sea complice de los actos del marido. Sea cual sea la circunstancia la madre debe decidir de manera contundente que medidas debe tomar para proteger al hijo. 

El maltrato y sus formas

El padre verdugo no duda en buscar la forma más cruel para terminar con la vida de su hijo. Algunos son apuñalados, otros asfixiados e incluso algunos niños son víctimas de abusos sexuales por parte del maltratador. 

Y por difícil que resulte de creer en numerosas ocasiones quien realiza las funciones de verdugo es la madre, el modo mediante el que ejercen la violencia no es muy diferente al utilizado por el hombre. Recurren a la violencia física, al maltrato psicológico y en menor medida también son capaces de asesinar a su propio hijo. 

Soluciones

Encontrar una solución a este problema no es fácil, ya que los gobiernos no cuentan con los recursos necesarios para impedir estas aberraciones. Sí se pueden crear leyes para proteger a los niños, pero el cumplimiento de las mismas no está garantizado. 

Otra opción es acudir a solicitar ayuda en instituciones y organismos que prestan sus servicios para apoyar a las víctimas. Y lo más importante ante cualquier certeza que se tenga de que un niño es maltratado, no mantener silencio ya que el mismo es sinónimo de complicidad. Ir a la policia y presentar una denuncia con pruebas del maltrato es un buen principio para terminar con los padres que son verdugos. 

 

 

 



Padres que son verdugos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: